6 junio, 2013

Managua. ACAN-EFE. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió ayer a la Asamblea Nacional dos proyectos de ley para facilitar a una empresa china la construcción de un canal interoceánico de gran calado entre el Caribe y el Pacífico, una obra que durará unos 10 años y costará $40.000 millones.

Las iniciativas, con carácter de urgencia y presentadas por el secretario de Políticas Públicas del Gobierno, Paul Oquist, fueron recibidas por la primera secretaria del Parlamento, la oficialista Alba Palacios, según el presidente del Congreso, el sandinista René Núñez.

En setiembre, Nicaragua firmó un memorando de entendimiento con la compañía china HK Nicaragua Development Inversion Company para la construcción de un canal interoceánico de gran calado entre el Caribe y el Pacífico.

El Estado nicaraguense autorizó en dicho documento a la empresa HK Nicaragua a “estructurar” y “gestionar” la financiación para construir el canal interoceánico, que incluye oleoductos, puertos y pistas aéreas tanto en el litoral Caribe como en el Pacífico.

Núñez manifestó que convocó a los 92 diputados a una sesión especial mañana para dar a conocer los proyectos, los cuales serán enviados a la Comisión de Infraestructura que las dictaminará –indicó– posiblemente después de una semana de consultas.

El presidente del Congreso aseguró que “los chinos continentales” están interesados en la construcción del canal “con una entidad industrial que agrupe a varios inversores, donde están metidos diversos países de América Latina”.

El Parlamento, controlado por el oficialismo, aprobó en 2012 la ley de construcción del canal interoceánico, un proyecto público-privada, en el que el Estado tendrá 51% de acciones y ganancias, y ofrecerá el restante 49% a inversores –países, organismos internacionales o personas naturales o jurídicas–.