AFP. 8 mayo
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, dio declaraciones en una conferencia de prensa relacionada con lo que el gobierno llama un ataque fallido destinado a derrocar al presidente Nicolás Maduro, en Caracas, Venezuela, el viernes 8 de mayo del 2020. Foto: AP
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, dio declaraciones en una conferencia de prensa relacionada con lo que el gobierno llama un ataque fallido destinado a derrocar al presidente Nicolás Maduro, en Caracas, Venezuela, el viernes 8 de mayo del 2020. Foto: AP

Caracas. Los dos militares retirados estadounidenses bajo arresto en Venezuela por una fallida "invasión" al país fueron imputados este viernes por terrorismo, mientras el gobierno de Nicolás Maduro radicalizaba acusaciones contra Juan Guaidó y su mayor aliado, Estados Unidos, aunque aún no hay cargos contra el opositor.

Luke Alexander Denman, de 34 años, y Airan Berry, de 41, enfrentan cargos por "terrorismo, conspiración, tráfico ilícito de armas de guerra y asociación [para delinquir]", dijo el fiscal general, Tarek William Saab, en una declaración transmitida por la televisión estatal. El delito de terrorismo, según la ley venezolana, es castigado con penas de entre 25 y 30 años de cárcel.

El fiscal, de línea oficialista, adelantó que pidió una orden de captura internacional contra otro estadounidense, el exboina verde Jordan Goudreau, fundador de la empresa privada de seguridad y defensa Silvercorp USA.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, renovó poco después señalamientos contra Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países encabezados por Estados Unidos, a quien el oficialismo acusa de haber firmado un contrato con Silvercorp para ejecutar la incursión. El dirigente tachó de “falso” el documento divulgado por el gobierno de Maduro.

El presidente estadounidense, Donald Trump, negó este viernes, nuevamente, que la Casa Blanca esté relacionada con lo ocurrido.

"Lo que están haciendo las autoridades de Washington es ver cómo le lavan la cara a Juan Guaidó, que está profundamente embarrado por ese contrato que firmó”, dijo Rodríguez en una alocución televisada. “Que se busque un calígrafo. Ya nosotros lo buscamos y esa es la firma de Juan Guaidó, por supuesto que lo es”, prosiguió.

Denman y Berry fueron aprehendidos por una "invasión" que el gobierno venezolano dijo haber frustrado el 3 y el 4 de mayo en las poblaciones costeras de Macuto y Chuao, en el norte de Venezuela, que ha dejado 31 detenidos, 29 de ellos venezolanos, "entre mercenarios y equipos de apoyo", detalló Saab. El domingo se reportó que ocho presuntos invasores murieron en enfrentamientos.

El fiscal no anunció cargos contra Guaidó.

‘Conspiración con gobierno extranjero’

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo el pasado miércoles que la administración de Donald Trump hará todo lo posible para repatriar a los dos estadounidenses arrestados.

Sin embargo, Maduro respondió de inmediato que Denman y Berry serían enjuiciados en Venezuela.

En tanto, los venezolanos capturados fueron imputados, entre otros delitos, por "conspiración con gobierno extranjero" -específicamente Estados Unidos y Colombia-, "terrorismo" y "traición a la patria", informó Saab.

El funcionario anunció que solicitó también órdenes de captura contra los venezolanos Juan José Rendón, asesor de Guaidó, y Sergio Vergara, diputado, ambos residenciados en Estados Unidos.

Rendón reconoció en una entrevista con CNN haber firmado un contrato con Silvercorp, pero aseguró que fue "exploratorio" y que no se le dio luz verde a una operación en Venezuela. Desvinculó del acuerdo a Guaidó.

El plan, según dijo Rodríguez este viernes, buscaba la "captura, detención y remoción" de Maduro y la "instalación" del líder opositor.

El ministro aseguró que a Goudreau, de acuerdo con el contrato, se le hubiese cedido el control de la Fuerza Armada de prosperar la incursión. Silvercorp, denunció el funcionario, quedaba eximida en ese documento de responsabilidades por cualquier "acto de violencia o destrucción".

‘Entraría y no harían nada’

Trump, tildado por Maduro de "jefe directo de la operación", rechazó de nuevo la participación de su gobierno, señalando que si ordenaba una incursión al país sudamericano sería una "invasión" que "no haría en secreto".

"Entraría y no harían nada al respecto. Se darían la vuelta. No enviaría un pequeño grupo. No, no, no. Sería llamado un ejército", dijo, afirmó más temprano el mandatario estadounidense en una entrevista con Fox News.

El mandatario estadounidense se pronunció después de que Maduro aseverara la víspera que Trump tuvo una "reacción inverosímil" sobre lo ocurrido en las costas venezolanas, destacando que las frágiles comunicaciones entre ambos gobiernos, con relaciones diplomáticas rotas desde 2019, "se cortaron" tras la incursión.

Las autoridades han realizado allanamientos en cinco de las 24 regiones del país -Distrito Capital y 23 estados- buscando implicados, según la Fiscalía.