4 julio, 2015
La policía vigila las playas del hotel Imperial Marhaba situado en el popular complejo turístico de Susa Túnez. Un total de 38 turistas extranjeros, 30 de ellos de nacionalidad británica, fueron asesinadas el pasado 26 de junio por el islamista Saifdin Rezgui, quien tiroteó en la playa a los turistas durante cerca de media hora antes de ser abatido por la Policía.
La policía vigila las playas del hotel Imperial Marhaba situado en el popular complejo turístico de Susa Túnez. Un total de 38 turistas extranjeros, 30 de ellos de nacionalidad británica, fueron asesinadas el pasado 26 de junio por el islamista Saifdin Rezgui, quien tiroteó en la playa a los turistas durante cerca de media hora antes de ser abatido por la Policía.

Túnez

El jefe de Estado tunecino, Beji Caid Esebsi, decretó este sábado el estado de emergencia, informaron fuentes de la presidencia a la AFP, después del atentado que acabó con la vida de 38 turistas el 26 de junio.

El estado de emergencia otorga poderes de excepción a la policía y al ejército.

Fue levantado en Túnez en marzo de 2014, tras haber sido renovado ininterrumpidamente desde enero de 2011 y después de la huida del presidente Zine El Abidin Ben Ali, en el marco del levantamiento que había lanzado "la Primavera Árabe".

Túnez, que se enfrenta desde su revolución a un ascenso de la influencia yihadista responsable de la muerte de decenas de policías y militares, ha vivido dos atentados revindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en tres meses.

Cincuenta y nueve turistas extranjeros han fallecido: 21 en el museo del Bardo, en Túnez, en marzo y 38 en un hotel en la costa en Port El Kantaoui, el 26 de junio.

En una entrevista el viernes en la BBC, el primer ministro, Habib Esid, reconoció que la policía había sido demasiado lenta durante el atentado de Port El Kantaoui, la primera confesión oficial de fallos en temas de seguridad.

Etiquetado como: