También habrían sido espiados activistas y periodistas

 30 junio, 2017
La periodista mexicana Carmen Aristegui denunció el 26 de junio que comunicadores, abogados y activistas mexicanos fueron blanco de spyware producidos por Israel.
La periodista mexicana Carmen Aristegui denunció el 26 de junio que comunicadores, abogados y activistas mexicanos fueron blanco de spyware producidos por Israel.

México

El senador opositor Roberto Gil anunció este viernes que presentó una denuncia ante la fiscalía general por el presunto espionaje del que habría sido víctima, con un sistema que el gobierno mexicano reconoce haber adquirido.

Gil entregó el jueves a la fiscalía un documento en el que detalla los mensajes que recibió en su teléfono celular y que presume, luego de una investigación de la organización Citizen Lab de la Universidad de Toronto, fueron intentos de "infección con el malware llamado Pegasus".

El jueves, Citizen Lab divulgó que a la lista de periodistas y activistas que habrían sido blanco de espionaje se suman al menos tres políticos del opositor Partido Acción Nacional (PAN, conservador): el senador Gil, el líder nacional Ricardo Anaya, y el vocero Fernando Rodríguez.

"A parecer uno de ellos sí fue exitoso en cuanto a su posibilidad de infección en razón de que le di click, según lo que pudieron averiguar" los expertos de Citizen Lab, añadió Gil.

"No hago afirmaciones en el sentido de que un gobierno u otro es el responsable del espionaje, puede haber y hay que reconocerlo, privados con capacidad para obtener de manera ilegal este tipo de sistemas de espionaje", precisó el senador.

Pegasus es comercializado por la firma israelí NSO Group, que asegura los vende exclusivamente a gobiernos para combatir a terroristas y delincuentes.

La fiscalía general mexicana ha reconocido que cuenta con este programa, pero rechaza las acusaciones de espionaje y ha iniciado una investigación.

Según Citizen Lab, los políticos del PAN, segunda fuerza nacional y que gobernó México de 2000 a 2012, recibieron cinco mensajes de texto entre el 15 de junio y el 14 de julio de 2016, que los invitaban a abrir enlaces de supuestas publicaciones de orden político o les comunicaban el fallecimiento de una persona.

El caso se suma a la denuncia divulgada por el diario estadounidense The New York Times de que un grupo de activistas y periodistas mexicanos habrían sido espiados con Pegasus, según las pesquisas de Citizen Lab.

La organización también reveló en febrero que dos promotores de un impuesto a las bebidas gaseosas endulzadas en México también habrían sido víctimas de este malware.

Etiquetado como: