8 septiembre
Tres soldados fueron liberados por la guerrilla del ELN en Arauca, Colombia, el 5 de septiembre de 2018. Los hombres, quienes habían sido secuestrados el 8 de agosto, fueron entregados a una comisión humanitaria formada por miembros de la oficina del Ombudsman de Colombia y la iglesia católica. (Foto por Ho/Ombudsman colombiano vía AFP).
Tres soldados fueron liberados por la guerrilla del ELN en Arauca, Colombia, el 5 de septiembre de 2018. Los hombres, quienes habían sido secuestrados el 8 de agosto, fueron entregados a una comisión humanitaria formada por miembros de la oficina del Ombudsman de Colombia y la iglesia católica. (Foto por Ho/Ombudsman colombiano vía AFP).

El gobierno de Colombia solo “explorará” la paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) si este grupo guerrillero libera a todos sus rehenes, anunció el presidente Iván Duque, tras concluir el plazo que fijó para definir el futuro de la negociación que quedó inconclusa en Cuba.

“Hasta que no se cumpla esa premisa, nosotros no vamos a designar a nadie para que se siente en esa mesa (de conversaciones) a tener ningún tipo de aproximación”, afirmó el mandatario en un acto público en la localidad de Amagá, en el departamento de Antioquia (noroeste).

Duque decidió atar la suerte de los diálogos que venía sosteniendo el ELN con su antecesor, el exmandatario Juan Manuel Santos, a la entrega de todos los secuestrados en poder de ese grupo, y que según el gobierno serían al menos 16.

“Se necesita un gesto contundente hacia el pueblo colombiano y tiene que ser la liberación de todos los secuestrados”, subrayó.

Considerada la última guerrilla activa en Colombia, el Ejército de Liberación Nacional se había comprometido a liberar a nueve policías, militares y civiles que capturó en agosto, tras el fin de las conversaciones en Cuba con el gobierno del expresidente Santos.

Tres militares ya fueron entregados por los rebeldes el miércoles.

Al asumir el poder el 7 de agosto, Duque se fijó un plazo que expiró el viernes para revisar el proceso que quedó en suspenso y decidir si retomaba las negociaciones para acabar con un levantamiento armado de más de medio siglo.

Terminado ese tiempo y sin hablar directamente de un proceso de paz, el presidente colombiano dijo que si el ELN cumple con su exigencia, su gobierno iniciará aproximaciones con los rebeldes guevaristas.

“Si esa premisa se cumple, se dan por terminada esas acciones criminales, estamos listos a iniciar esa exploración, pero esa exploración debe tener una agenda clara y unos tiempos definidos”, remarcó.