27 octubre, 2016
El Silala nace en territorio boliviano y culmina en el océano Pacífico atravesando territorios chilenos. La Paz ha pedido el pago compensatorio por el uso de sus aguas.
El Silala nace en territorio boliviano y culmina en el océano Pacífico atravesando territorios chilenos. La Paz ha pedido el pago compensatorio por el uso de sus aguas.

Santiago

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, afirmó que no ve "un giro a la derecha" en el país tras la victoria que la oposición le asestó a la coalición de centro izquierda que ella encabeza en las elecciones municipales del domingo.

"La verdad es que el resultado es bastante mejor de lo que algunos vaticinaron, todos los pronósticos avizoraban una cosa peor", dijo Bachelet, en una entrevista que publicó este jueves la revista Capital.

Óptica de la mandataria. La mandataria destacó especialmente el porcentaje que su coalición, la Nueva Mayoría, obtuvo en la elección de concejales, de 47,1%, una ligera baja respecto de la elección anterior, del 2012, cuando la alianza de centroizquierda obtuvo un 49%.

Pero en la elección de alcaldes, la oposición de derecha venció por primera vez a la coalición oficialista desde el retorno a la democracia, por un 38,45% frente a 37,05%, arrebatándole municipios claves como el de Santiago, Providencia y Maipú. La derecha sumó 23 nuevos alcaldes, mientras que la Nueva Mayoría perdió 27 ediles.

"Hay momentos en que, independiente del desempeño del gobierno, puede haber buen o mal resultado desde el punto de vista municipal. Hay que hacer un análisis más profundo", agregó, restándole responsabilidad a su gestión, como se la atribuyen algunos analistas.

"La Nueva Mayoría perdió votantes, pero uno no ve que haya habido un incremento de las votaciones de Chile Vamos (la coalición de derecha). Por eso, insisto, hay que analizarlo bien (...) No, no veo un giro a la derecha", afirmó la mandataria.

Para Bachelet el indicador más impactante de la elección del domingo fue la alta abstención que se registró, de un 65%.

"Más allá de cuánto sacó la Nueva Mayoría y Chile Vamos, creo que la gran pregunta, o más bien de lo que tenemos que ocuparnos, es de la alta abstención (...). Eso tiene que preocuparnos, porque debilita la democracia", añadió la mandataria, quien ostenta niveles récord de impopularidad (23%).

Consultada acerca de si los resultados de los comicios representan un castigo para su gobierno afirmó: "¡Por supuesto que hay un castigo! Que de alguna manera es a la política, no solo a la Nueva Mayoría".

La gobernante adelantó que hará un nuevo ajuste de su gabinete en noviembre.