AFP . 23 febrero
Según datos oficiales al 14 de agosto, más de 3.000 fosas clandestinas con casi 5.000 cuerpos han sido descubiertas en el país desde 2006. Foto tomada de Twitter
Según datos oficiales al 14 de agosto, más de 3.000 fosas clandestinas con casi 5.000 cuerpos han sido descubiertas en el país desde 2006. Foto tomada de Twitter

Veracruz. Autoridades mexicanas encontraron este domingo una fosa clandestina en el violento estado de Veracruz, en el este del país, aunque no se tiene hasta ahora un estimado de la cantidad de cuerpos que puede haber en el lugar.

Un grupo especial de la Policía halló la fosa gracias a una denuncia anónima en un predio asentado en el municipio de Playa Vicente, a unos 300 kilómetros del puerto de Veracruz.

"Los indicios apuntan a que el sitio era ocupado para la comisión de delitos como secuestros y ejecuciones, por lo que fue asegurado en espera de las autoridades correspondientes para los trámites de ley", dijo la Secretaría de Seguridad Pública en un comunicado.

En las primeras inspecciones en el lugar, la Policía confirmó la presencia de fragmentos óseos, prendas de vestir y objetos punzocortantes.

Una fuente policial explicó bajo anonimato a la AFP que en las primeras revisiones se marcaron “unos 60 puntos positivos en los que hay restos humanos”.

Otra fuente anónima del ejército afirmó también bajo anonimato que las autoridades tienen "acordonado y marcado el espacio en donde hay 60 puntos que dieron positivo a restos humanos".

La zona donde fue realizado el hallazgo ha registrado enfrentamientos entre la delincuencia organizada y la Policía.

Veracruz encabeza a nivel nacional la lista de estados con más fosas clandestinas y cadáveres rescatados.

En 2017, el gobierno local encontró la fosa de Arbolillo, de la que se rescataron poco más de 270 cadáveres de víctimas de la delincuencia.

Un año antes, en 2016, el colectivo Solecito y autoridades hallaron la fosa de Colinas de Santa Fe, en el puerto de Veracruz, de la que exhumaron 300 cuerpos, aunque la mayoría no han sido identificados.

Desde diciembre del 2006, cuando el gobierno federal mexicano lanzó un polémico operativo militar antidrogas, suman cerca de 275.000 asesinatos, según cifras oficiales que no detallan cuántos de estos casos estarían ligados al crimen organizado.