Por: Agencia AFP.   15 mayo
El opositor aún debe ser juzgado este martes por haber
El opositor aún debe ser juzgado este martes por haber "desobedecido a las fuerzas de seguridad", pero podría evitar entrar enseguida en prisión si recurre la decisión judicial. Foto: AFP/Archivo

Moscú. El principal opositor ruso, Alexéi Navalni, fue condenado este martes a 30 días de cárcel por haber organizado, dos días antes de la investidura presidencial de Vladimir Putin, una manifestación no autorizada que fue dispersada por la policía.

Navalni "es culpable en virtud del artículo 20.2 (sobre organización de manifestaciones no autorizadas) y condenado a 30 días de reclusión administrativa", indicó el juez Dmitri Gordeiev.

El opositor aún debe ser juzgado este martes por haber "desobedecido a las fuerzas de seguridad", pero podría evitar entrar enseguida en prisión si recurre la decisión judicial.

"Ya me han condenado a 30 días, pero 'el juicio' sigue adelante. Examinan otro caso", explicó Navalni en Twitter.

El opositor de 41 años, acostumbrado a los juicios, multiplicó en los últimos meses las manifestaciones para presionar al Kremlin, después de que se le vetara la participación en las elecciones presidenciales del 18 de marzo, ganadas holgadamente por Vladimir Putin.

Esas protestas atrajeron a muchos jóvenes, quienes comparten en las redes sociales sus investigaciones sobre la corrupción de las élites.

Bajo el lema "No es nuestro zar", el opositor había llamado el pasado 5 de mayo a sus partidarios a salir a las calles y miles de personas se manifestaron entonces en numerosas ciudades del país.

El propio Navalni fue detenido en Moscú durante una protesta empañada por enfrentamientos entre sus seguidores y personas con ropa militar, que gritaban eslóganes pro-Kremlin. La Policía dispersó a la muchedumbre por la fuerza.

El último arresto de Navalni se remonta a finales de febrero, tras una manifestación en enero, pero entonces no fue condenado a pena de cárcel.

Al salir del tribunal, cuya entrada estaba cerrada con barricadas y vigilada por policías, unos pocos seguidores de Navalni seguían en directo el juicio del opositor por sus teléfonos móviles.

"Debemos estar aquí para apoyar a Navalni", declaró a la AFP un treintañero llamado también Alexéi.

Para él, el mes de detención al que fue condenado Navalni demuestra el deseo de las autoridades rusas de impedirle organizar una nueva manifestación el 12 de junio, día de la fiesta nacional de Rusia.

El juicio de Alexéi Navalni llega pocos días después de la investidura de Putin para un cuarto mandato que durará hasta 2024, un cuarto de siglo después de su llegada al poder.