Agencia AFP. 22 mayo
Policías ministeriales realizan una investigación en el barrio de Bugambilias en el municipio de Zapopan, un día después de un ataque contra el secretario de Trabajo y ex fiscal de Jalisco Luis Carlos Nájera, Foto: AFP
Policías ministeriales realizan una investigación en el barrio de Bugambilias en el municipio de Zapopan, un día después de un ataque contra el secretario de Trabajo y ex fiscal de Jalisco Luis Carlos Nájera, Foto: AFP

México. Un bebé de ocho meses murió este martes a consecuencia de las quemaduras que sufrió cuando un autobús de pasajeros fue incendiado por presuntos criminales en la ciudad mexicana de Guadalajara, informó el gobierno del occidental estado de Jalisco.

El autobús fue uno de los tres vehículos que incendiaron intencionalmente presuntos criminales la noche del lunes luego de un ataque a balazos en un restaurante contra el exfiscal y actual secretario de Trabajo estatal, Luis Carlos Nájera.

El ataque dejó un saldo de siete lesionados y la captura de seis hombres armados.

"Me reportan la muerte de Tadeo, bebé de 8 meses víctima del incendio provocado ayer por la delincuencia organizada", escribió en Twitter el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.

Otras seis personas resultaron lesionadas en el ataque contra el autobús, algo poco usual en este tipo de ataques en que los civiles no son el objetivo de los criminales.

Según reportes de medios locales, los atacantes detuvieron el autobús y ordenaron a los pasajeros salir, pero una de las puertas habría fallado y eso habría complicado su salida.

El ataque contra Nájera puso en alerta a las fuerzas del orden dado que se registró en pleno centro de Guadalajara, la segunda mayor ciudad mexicana, y derivó en una balacera de varios minutos entre los agresores y los escoltas del funcionario, quien resultó con herida leve en una mano.

En Jalisco, sobre la costa del Pacífico mexicano, en los últimos años se ha recrudecido la violencia por la presencia de poderosos cárteles del narcotráfico como el Nueva Generación, rival del Cártel de Sinaloa, también con presencia en ese distrito.

Nájera atribuyó al cártel Jalisco Nueva Generación el ataque en su contra.

Los funcionarios que se desempeñan o han ocupado cargos ligados a la seguridad son blanco frecuente de ataques en México.

En lo que va del año, según recuentos de medios, una treintena de políticos y funcionarios locales han sido asesinados, entre ellos varios candidatos para las elecciones generales del 1 de julio en las que se elige presidente, se renueva el Congreso y distintos cargos estatales y municipales.