Conflictos

Miles de personas rememoran en Hong Kong matanza en plaza de Tiananmen

Los manifestantes encendieron velas y gritaron consignas en favor de la democracia pese a la proohibición de realizar una vigilia

Hong Kong. Miles de manifestantes encendieron velas y clamaron consignas democráticas este jueves en Hong Kong, desafiando la prohibición de celebrar una vigilia en recuerdo de la represión de Tiananmen, en un contexto de fuertes tensiones sobre la influencia de Pekín en la excolonia británica.

Por primera vez en tres décadas, este año la Policía no autorizó la vigilia tradicional, invocando los riesgos por la covid-19.

Mientras los hongkoneses se preparaban para marcar la conmemoración con distintas celebraciones, varios manifestantes retiraron las barreras que habían sido instaladas en torno al parque Victoria y una multitud consiguió luego entrar con velas en la mano.

“Hace 30 años que vengo cada año para la vigilia en memoria de las víctimas de la represión del 4 de junio, pero este año, todavía tiene más importancia”, declaró un hombre de 74 años que se hace llamar Yip.

"Porque Hong Kong vive el mismo tipo de represión llevado a cabo por el mismo régimen, como lo que pasó en Pekín", añadió. "No tenemos armas. Todo lo que podemos hacer, es hablar".

Poco después, la Policía detuvo a varios manifestantes en el distrito comercial de Mongkok, pero permitió que la protesta siguiera en el parque Victoria.

Esta vigilia atrae cada año en la antigua colonia británica a multitudes en recuerdo de la sangrienta intervención del Ejército chino en la madrugada del 4 de junio de 1989, en las inmediaciones de la famosa plaza de Pekín.

La represión causó entre varios cientos de heridos y más de mil muertos, y puso fin a siete semanas de manifestaciones de estudiantes y obreros que denunciaban la corrupción y pedían democracia.

En China es un tema tabú. Hong Kong es el único lugar en el país donde se conmemora cada año, lo que refleja las libertades únicas de las que disfruta el territorio autónomo.

Ambiente de tensión

Esta conmemoración se celebra en un contexto de tensión creciente entre Pekín y la excolonia británica.

El jueves, se aprobó en el Parlamento de Hong Kong una polémica ley que castiga cualquier ultraje al himno chino, una normativa que la oposición prodemocracia denuncia como un intento más de Pekín de terminar con la semiautonomía del enclave.

Para contrarrestar la prohibición de la vigilia, miles de personas encendieron el jueves por la noche velas en varios barrios de la excolonia británica, como lo habían pedido los organizadores del acto.

El año pasado, la vigilia del 30 aniversario se celebró en un contexto político tenso: el ejecutivo hongkonés pro-Pekín intentaba imponer la autorización de extradiciones a China continental.

Una semana más tarde comenzaron los siete meses de manifestaciones casi diarias en la metrópolis financiera.

Este año había vigilias previstas en Taiwán y en varios países occidentales, organizadas por la diáspora china.

Estados Unidos recordó, como cada año, a las víctimas.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, se reunió el miércoles en Washington con cuatro figuras del movimiento, entre ellas uno de los principales líderes estudiantiles de la época, Wang Dan.