AFP . 3 diciembre, 2018

Washington. La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó analizar una apelación presentada por grupos ambientalistas contra la construcción de un muro en la frontera con México.

La más alta jurisdicción de Estados Unidos se negó a analizar el caso impulsado por defensores del medioambiente que buscaban detener la construcción de este muro, cuyo objetivo es frenar la inmigración ilegal.

Con tremenda alegría y como si estuviera celebrando a punta de brincos en un pie mientras baila, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump celebró en Twitter que su muro entre México y Estados Unidos ya comenzó a convertirse en realidad.
Con tremenda alegría y como si estuviera celebrando a punta de brincos en un pie mientras baila, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump celebró en Twitter que su muro entre México y Estados Unidos ya comenzó a convertirse en realidad.

Tres asociaciones de ambientalistas acudieron a la justicia afirmando que el muro amenaza la biodiversidad de la frontera y representa un riesgo para el hábitat de animales y plantas raras.

Sin embargo, una ley de 1996 autoriza al gobierno federal a obviar algunas reglas ambientales para levantar barreras y muros en la frontera.

Un juez de California había rechazado el recurso en febrero.

Entonces, las asociaciones acudieron a la Corte Suprema, que al rechazar el caso deja en firme la decisión anterior.

El proyecto del muro es objeto de un agria batalla política en Estados Unidos y los demócratas se oponen con ahínco a esta promesa de campaña hecha por Donald Trump antes de llegar a la presidencia.

El Congreso todavía no ha aprobado los fondos necesarios para su construcción y el presidente aboga actualmente por una ley de financiación, que está en discusión y que prevé un presupuesto de 5.000 millones de dólares para el proyecto.