Conflictos

Justicia polaca considera inconstitucionales artículos de tratados de la UE

Decisión histórica podría amenazar el financiamiento del bloque europeo al país

Varsovia. La más alta jurisdicción polaca se pronunció este jueves contra la supremacía del derecho comunitario en todos los casos, una decisión histórica que podría amenazar el financiamiento de la UE al país, e incluso su adhesión a la Unión.

El Tribunal Constitucional polaco decidió el jueves que algunos artículos de los Tratados europeos son incompatibles con la Constitución nacional y afectan a la soberanía del país.

"Órganos europeos actúan más allá de sus competencias", declaró Julia Przylebska, presidenta del Tribunal, antes de enumerar una serie de artículos de los Tratados que, según los jueces, están en contradicción con la ley suprema polaca.

Przylebska denunció también "la injerencia de la Corte de justicia de la UE en el sistema jurídico polaco".

Este es un nuevo episodio de las tensiones experimentadas entre la UE y Polonia en torno a las controvertidas reformas a la justicia introducidas por el partido gobernante de derecha Ley y Justicia (PiS). La Comisión europea está “preocupada” por la decisión de la más alta jurisdicción polaca y “utilizará todas las herramientas” disponibles para proteger la primacía del derecho europeo, dijo en respuesta el jueves el comisario Didier Reynders.

El responsable belga, quien puntualizó que leerá con más detalle la decisión, subrayó que los principios de la primacía del derecho europeo sobre el derecho nacional y el carácter obligatorio de las decisiones de la justicia europea son "centrales para la Unión".

Los utilizaremos para que los principios fundacionales de la Unión sean respetados", añadió en conferencia de prensa tras una reunión en Luxemburgo de ministros de Justicia de los Estados miembros.

En Bruselas, Jeroen Lenaers, vocero del Partido popular europeo, declaró: “Es demasiado, es demasiado. Es un ataque contra la UE en su conjunto”.

“¡Vergüenza!”, “Traidores!”, “Bienvenidos a Bielorrusia!” gritaba un grupo de 30 manifestantes fuera de la corte, algunos mostrando banderas de la Unión Europea. ”¡Es escandaloso... Nos están sacando de la Unión Europea!”, dijo Anna Labus, una jubilada que lloraba.

‘Chantaje europeo’

El vocero del gobierno, Piotr Muller, saludó la decisión, subrayando que confirma “la primacía del derecho constitucional sobre las otras fuentes de derecho”.

Agregó que la decisión "no afecta los dominios en los cuales la UE tiene competencias delegadas en los tratados", como reglas de competencia, comercio y protección de consumidores.

El mes pasado, el comisario europeo encargado de Economía, Paolo Gentiloni, advirtió que el caso judicial polaco podría tener "consecuencias" sobre los suministros de fondos para la recuperación económica de Polonia, lo que fue calificado de "chantaje" por el gobierno polaco.

La Comisión Europea pidió en septiembre a la Corte de Justicia de la Unión Europea imponer sanciones cotidianas a Polonia hasta que suspenda las reformas judiciales.

La UE no ha aprobado todavía los 23.000 millones de euros de subvenciones y los 34.000 millones de euros de préstamos baratos previstos para ese país. Después, responsables europeos explicaron que el dinero podría ser desembolsado el mes próximo, pero que serían planteadas condiciones estrictas.

Polexit

El diferendo gira en particular en torno a un nuevo sistema disciplinario para los jueces que, según la UE, amenaza gravemente la independencia del poder judicial en Polonia.

No obstante, hay otros diferendos sobre el nombramiento de jueces y los traslados sin consentimiento entre diferentes tribunales o divisiones de un mismo tribunal.

Polonia declaró que las reformas eran necesarias para erradicar la corrupción en el sistema judicial e ignoró una ordenanza provisional de la Corte de justicia de la UE tendiente a suspender la aplicación de ese sistema disciplinario.

Este conflicto hace temer que Polonia termine por abandonar la UE, lo que podría afectar la estabilidad de esta comunidad.

Ryszard Terlecki, vicepresidente del Parlamento, pidió recientemente “soluciones drásticas” en el conflicto que opone Polonia a la UE.

Sin embargo, los polacos son mayoritariamente entusiastas con la UE, pues más del 80% apoya la pertenencia a una comunidad que otorgó a su país miles de millones de euros de subvenciones, lo que estimuló su desarrollo desde la adhesión en el 2004.