25 junio, 2014

Maiduguri, Nigeria. AFP. Unas 30 personas murieron y más de 60 mujeres fueron secuestradas en ataques atribuidos al grupo islamista Boko Haram en el nordeste de Nigeria, dos meses después del secuestro de más de 200 adolescentes que siguen desaparecidas .

Las nuevas matanzas y secuestros se produjeron la semana pasada en Kummabza, un pueblo del distrito de Damboa, estado de Borno, precisaron este martes responsables locales.

El cuartel general de la Defensa Nacional Nigeriana afirmó el lunes por la noche en Twitter que intentaba “confirmar las numerosas informaciones que dan cuenta de secuestros de jóvenes en Borno”.

Los intentos de la AFP para contactar al Ejército no recibieron respuesta hasta el momento, pero según un responsable de Damboa, que pidió el anonimato, “más de 60 mujeres fueron atacadas y llevadas por la fuerza por los terroristas”.

Otro habitante refugiado en Maiduguri, capital del estado de Borno, que también pidió el anonimato, afirmó que “más de 30 hombres murieron durante este ataque que duró casi cuatro días”.

Boko Haram, que ha causado miles de muertos desde el inicio de su sangrienta insurrección en el 2009, comenzó a secuestrar mujeres jóvenes desde el 2013, según un informe de Human Rights Watch, que registra secuestros y violaciones de mujeres adultas o adolescentes y el enrolamiento de niños.