AFP.   19 julio
El barco anfibio de asalto USS Boxer navegaba en las aguas del golfo Pérsico. La Marina estadounidense difundió la foto el luns 15 de julio del 2019.

Teherán. Irán desmintió categóricamente este viernes que Estados Unidos destruyera uno de sus drones en el estrecho de Ormuz, tal como afirmó el presidente Donald Trump, y calificó sus afirmaciones de “delirantes”.

El jueves, el mandatario estadounidense aseguró que un navío de su país, el USS Boxer, había destruido un dron iraní que se acercaba peligrosamente en el estrecho de Ormuz.

“Afirmaciones delirantes y sin fundamento”, reaccionó este viernes el general de brigada y portavoz de las Fuerzas Armadas iraníes Abdolfazl Shekarchi, citado por la agencia Tasnim.

"Todos los drones (...) regresaron a su base", declaró el militar.

“No hay ningún informe sobre un enfrentamiento con el USS Boxer”, agregó el responsable.

Estados Unidos pudo abatir “uno de sus propios” drones “por error” en el estrecho de Ormuz, estimó este viernes el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abás Araghchi.

La zona del golfo Pérsico y del estrecho de Ormuz -por donde pasa un tercio del transporte marítimo de petróleo del mundo- está en el centro del creciente enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán.

Según Trump, el dron iraní se acercó a menos de 1.000 yardas (910 metros) del USS Boxer, que tomó una “acción defensiva”.

“El dron fue destruido inmediatamente”, aseveró el presidente.

En un comunicado, los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico iraní, indican que van a publicar “pronto” fotos del USS Boxer tomadas por uno de sus drones.

El dron transmitió a su base "antes y después de la hora en la que los estadounidenses afirman" haberlo destruido, agrega el comunicado.

“Estados Unidos se reserva el derecho de defender las instalaciones de su personal, y sus intereses”, amenazó Trump el jueves. También exhortó a “los demás países a proteger sus navíos que pasan por el estrecho y a cooperar con nosotros en el futuro”.

Abás Araghchi, vocero de la Cancillería de Irán, desmintió este viernes 19 de julio del 2019 el derribo de un dron por Estados Unidos.

Washington intenta formar una coalición internacional para escoltar a los buques mercantes en el Golfo. Por su lado, el jefe del Mando Central de Estados Unidos, Kenneth McKenzie, se comprometió “enérgicamente” el jueves a garantizar la seguridad del transporte marítimo en esta zona, durante una visita a Arabia Saudí, país rival de Irán en la región.

Washington ha reforzado su presencia militar en el Golfo, tras acusar a Irán de estar detrás de actos de sabotaje contra cuatro buques-cisterna cerca del estrecho de Ormuz en mayo, y de dos ataques de origen desconocido a mediados de junio contra dos petroleros --uno japonés y otro noruego-- frente a las costas iraníes en el golfo de Omán. Teherán niega estas acusaciones.

La tensión entre los dos países llegó a su máximo nivel el 20 de junio cuando Irán abatió un dron estadounidense que se hallaba, según Teherán, en su espacio aéreo.

Trump afirmó entonces que había anulado a última hora bombardeos de represalia.