AFP. 26 noviembre, 2018
Aviones rusos volaron este lunes 26 de noviembre del 2018 sobre el puente Crimea, que se levanta en el estrecho de Kerch.
Aviones rusos volaron este lunes 26 de noviembre del 2018 sobre el puente Crimea, que se levanta en el estrecho de Kerch.

Kiev. Ucrania y Rusia hacen frente a su peor crisis en los últimos años tras la captura el domingo de embarcaciones de la Marina ucraniana, un incidente que llevó al Parlamento del primer país a aprobar este lunes la aplicación de la ley marcial.

“Al atacar a embarcaciones militares ucranianas, (Rusia) lanza una nueva etapa de su agresión”, aseguró el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, durante una declaración televisada.

El Parlamento de Ucrania se reunió este lunes por la tarde para una sesión extraordinaria en la que aprobó la aplicación de la ley marcial.

La tensión entre ambos países se disparó el domingo cuando las fuerzas navales rusas capturaron, tras dispararles, a tres buques militares ucranianos (dos buques patrulleros y un remolcador, con unos 20 marinos a bordo).

El inédito incidente dejó seis heridos entre los marinos ucranianos, de los cuales dos de gravedad, según Kiev. De acuerdo con Moscú, solo hubo tres heridos.

Durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la embajadora estadounidense, Nikki Haley, denunció el lunes una “acción ilegal” de Rusia que imposibilita “una relación normal” entre Washington y Moscú.

“Rusia utilizó directamente la fuerza militar contra Ucrania. Lo que pasó ayer es muy serio”, criticó el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, tras una reunión organizada de emergencia este lunes en Bruselas.

Moscú justificó su acción al asegurar que había actuado “en estricta conformidad” con “el derecho internacional”, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitiri Peskov, quien denunció una “intrusión” de embarcaciones ucranianas en las “aguas internacionales” rusas.

Previamente, el Gobierno de Kiev demandó la liberación de los marinos y la devolución de los buques, según un comunicado del Ministerio de Relacioens Exteriores ucraniano.

“Ucrania pide a sus aliados y socios que tomen todas las medidas necesarias para contener al agresor, en particular imponiendo nuevas sanciones” a Rusia, añadió,

Nueva crisis entre Ucrania y Rusia

Un total de 276 diputados ucranianos aprobaron la aplicación de la ley marcial durante una sesión parlamentaria en Kiev en la que estuvieron presentes el presidente Poroshenko y el primer ministro, Vladimir Groisman.

Tras haber propuesto que esta fuera aplicada durante 60 días, Poroshenko pidió finalmente su aplicación a partir del jueves durante 30 días. “Debemos reforzar nuestra defensa para reaccionar lo más rápido posible en caso de invasión” de nuestro “vecino agresivo y desequilibrado”, afirmó.

Enfrentamiento en el mar

El incidente se produjo cuando los barcos ucranianos intentaban ingresar al estrecho de Kerch desde el mar Negro, que separa Crimea de Rusia y es el punto de acceso al mar de Azov.

Según Kiev, los barcos rusos chocaron primero contra el remolcador ucraniano y bloquearon el acceso al mar de Azov.

Moscú confirmó la captura y el “uso de armas”, y acusó a los barcos ucranianos de “violar la frontera rusa” y de “llevar a cabo acciones ilegales en aguas territoriales rusas”.

Jóvenes cavaban trincheras en la costa del mar de Azov, cerca de la ciudad ucraniana de Mariúpol, este lunes 26 de noviembre del 2018.
Jóvenes cavaban trincheras en la costa del mar de Azov, cerca de la ciudad ucraniana de Mariúpol, este lunes 26 de noviembre del 2018.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, acusó el lunes a Ucrania de violar normas internacionales con “métodos peligrosos que crearon amenazas y riesgos para el movimiento normal de los barcos”.

Lavrov agregó que se trató de una provocación.

El Ministerio ucraniano del Interior publicó en su cuenta de Twitter un vídeo grabado aparentemente en una embarcación rusa en la que se ve cómo es golpeado un remolcador ucraniano que fue capturado. En las imágenes se escuchan órdenes e insultos en ruso. La televisión rusa mostró las mismas imágenes pero con las voces silenciadas y sin que apareciera el momento del choque.

Las relaciones entre Rusia y Ucrania atraviesan una profunda crisis desde el 2014 tras la anexión de Crimea por parte de Rusia y la guerra separatista en el este ucraniano.

La crisis comenzó con las protestas proeuropeas y la huida a Rusia y la destitución, en febrero del 2014, del presidente prorruso, Víktor Yanukóvich. Un mes después, Rusia anexó la península de Crimea.

Un buque navegaba este lunes 26 de noviembre del 2016 cerca del puente ruso sobre el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y Azov.
Un buque navegaba este lunes 26 de noviembre del 2016 cerca del puente ruso sobre el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y Azov.

En abril de ese año estalló el conflicto armado en el este entre las tropas de Kiev y los separatistas que dejó más de 10.000 muertos. Kiev y Occidente acusan a Rusia de apoyar militarmente a los separatistas, lo que Moscú niega.

Occidente impuso importantes sanciones económicas a Rusia por la anexión de Crimea y su presunto papel en la guerra en el este de Ucrania.

Rusia reivindica el control del estrecho de Kerch desde la incorporación de Crimea. Construyó allí un puente que une la península al territorio ruso.