Conflictos

Grupo Hezbolá lanza cohetes contra Israel, que replica con ataques

Escalada de tensión entre el Estado hebreo y el movimiento chiita apoyado por Irán

Líbano. El grupo Hezbolá lanzó este viernes desde Líbano más de diez cohetes contra Israel, que replicó con ataques, en una escalada de la tensión entre el Estado hebreo y el movimiento chiita apoyado por Irán.

Las hostilidades comenzaron con el lanzamiento de una decena de cohetes, reivindicado por Hezbolá, en territorios disputados en la región de la meseta del Golán, ocupada por Israel desde 1967, en respuesta a ataques aéreos israelíes en el sur de Líbano en la víspera.

“La resistencia islámica bombardeó con decenas de cohetes un territorio cerca de las posiciones de las fuerzas de ocupación israelíes en la región de las granjas de Shebaa”, nombre libanés de ese sector, declaró el grupo.

Un corresponsal de la AFP en el sur de Líbano declaró haber oído varias explosiones y vio levantarse una humareda en la zona de las granjas de Shebaa.

Poco tiempo después del comunicado de Hezbolá, el Ejército israelí declaró que efectuaba ataques contra Líbano por segundo día consecutivo.

“El ejército israelí está atacando las fuentes de lanzamiento (de los cohetes) en Líbano”, indicó un comunicado militar.

El jueves, la fuerza aérea israelí reivindicó sus primeros ataques aéreos en años en Líbano, afirmando haber apuntado contra lugares de lanzamiento de cohetes tras disparos hacia el norte de Israel que no fueron reivindicados.

“No queremos una escalada hacia una verdadera guerra, pero estamos listos para ello y no permitiremos que continúen estos actos terroristas”, declaró a los periodistas Amnon Shefler, un vocero del Ejército israelí.

“Haremos lo que sea necesario”, aseveró.

‘Situación muy peligrosa’

La Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (Finul) calificó de “situación muy peligrosa” la escalada militar y pidió un alto el fuego “inmediato”.

“Es una situación muy peligrosa, con actos de escalada observados de los dos lados durante los últimos días”, advirtió la Finul en un comunicado.

El comandante de la misión de la ONU, el general Stefano Del Col, afirmó estar en contacto con las partes concernidas, a las que llamó a un “alto el fuego inmediato”.

La aviación israelí bombardea de manera regular presuntas posiciones del movimiento islamista palestino Hamás en la franja de Gaza y también lleva adelante operaciones en la vecina Siria, donde ataca objetivos de elementos proiraníes.

Sin embargo, sus últimos ataques aéreos conocidos en Líbano se remontaban al 2014, confirmó el Ejército israelí.

Desde la guerra del 2006 entre ambos bandos, Israel no había atacado el bastión de Hezbolá en el sur del Líbano.

En el 2019 creció la tensión entre ambas partes, cuando Hezbolá atacó un vehículo militar israelí como respuesta a dos ataques “israelíes” contra el grupo islámico en Siria y Líbano.

Entonces, el movimiento chiita prometió responder la muerte de dos de sus integrantes durante un ataque aéreo israelí cerca de Damasco, acusando también al Estado hebrero de un ataque con dron en la periferia sur de Beirut, su principal bastión en la capital libanesa.

Estos intercambios de hostilidades coinciden con el aumento de la tensión entre Israel e Irán tras el ataque mortífero contra un petrolero gestionado por la empresa de un millonario israelí en el mar de Omán.