El grupo, que ostenta el poder en Gaza, se alejó de Irán por la diferencia de criterio en el conflicto de Siria

 2 marzo, 2015
Simpatizantes de una milicia armada de Hamás, durante la conmemoración de los 27 años de la organización celebrada el pasado domingo en Gaza
Simpatizantes de una milicia armada de Hamás, durante la conmemoración de los 27 años de la organización celebrada el pasado domingo en Gaza

Jerusalén

Debilitado por la última guerra contra Israel, Hamás —grupo que contrala el poder en Gaza— trata de mejorar su relación con Irán, dañada por el apoyo del movimiento islamista palestino a la oposición siria.

Tras el estallido de la guerra civil en Siria, hace casi cuatro años, Hamás , islamistas sunitas, optó por apoyar a los rebeldes que luchan contra el presidente Bashar al-Asad, un estrecho aliado de Teherán, país chiita.

La ruptura entre Hamás y el Gobierno sirio se concretó en 2012, cuando el líder en el exilio del movimiento islamista, Jaled Meshal, abandonó Damasco, donde tenía sus oficinas, para radicarse en Catar.

Luego, cuando se supo que el aparato armado de Hamás ayudaba a los rebeldes sunitas a luchar contra el gobierno sirio, Irán decidió cortarle el apoyo financiero.

En 2013, Hamás , que surgió de los Hermanos Musulmanes, perdió otro aliado importante con la caída del presidente islamista de Egipto Mohamed Mursi.

Desde entonces las relaciones entre Hamás y Egipto son casi inexistentes. El Gobierno egipcio destruyó centenas de túneles por donde Hamás introducía mercaderías para terminar con el bloqueo impuesto por Israel, dinero y armas.

En la guerra de julio y agosto en la Franja de Gaza, Israel golpeó duramente la estructura militar de Hamás.

Ante el creciente aislamiento, Hamás decidió reiniciar un diálogo con Irán, cosa que al parecer no parece fácil.

"Irán hizo más que cualquier otro país en logística y entrenamiento para apoyar" a Hamás , explica Ahmed Youssef.

"Irán nos apoyó siempre", agrega en diálogo con la AFP.

"La reconciliación entre Hamás e Irán está en marcha, pero avanza muy, muy, lentamente", señala por su parte el sociólogo Adnane Abou Amer.

"Los iraníes siguen disgustados con Meshal. Para ellos fue él quien decidió alejarse de Siria en beneficio del eje Catar-Turquía-Golfo", agrega Amer.

"Al parece ponen como condición que Meshal apoye públicamente al Gobierno de al-Asad", señala.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif; Estados Unidos, John Kerry; Rusia, Serguéi Lavrov, y Alemania, Frank-Walter Steinmeier (de izquierda a derecha) durante un receso ayer en el último día de negociaciones en Viena. | EFE
Los ministros de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif; Estados Unidos, John Kerry; Rusia, Serguéi Lavrov, y Alemania, Frank-Walter Steinmeier (de izquierda a derecha) durante un receso ayer en el último día de negociaciones en Viena. | EFE

"Mientras eso no suceda, Irán se rechazará cualquier encuentro entre Meschal y Jamenei", el guía de Irán, indica Amer.

"Pero Hamás se niega a cambiar de posición y apoyar a al-Asad", añade.

"Desde hace meses Hamás habla de un encuentro entre Jaled Meshal y los dirigentes iraníes", destaca Nathan Thrall, experto del International Crisis Group, pero esa reunión no se concreta.

La iniciativa de Hamás puede depender también del resultado de las negociaciones nucleares de Irán con las grandes potencias.

"Hay una gran incertidumbre con respecto a la futura política iraní en el caso en que lleguen a un acuerdo con Estados Unidos y esa incertidumbre concierne directamente a Hamás ", dice Thrall.

La negociación puede llevar a Irán a mostrarse "más agresivo" y abastecer con armas y dinero a organizaciones como Hamás o, al contrario, a establecer una alianza tácita con los estadounidenses, explica el experto.

Finalmente, Hamás podría optar por una política prudente y abstenerse de apoyar al régimen sirio, aunque eso frene el acercamiento a Irán.

De esa forma Hamas no perderá popularida entre los árabes y los palestinos y conservará el apoyo de los países del Golfo, señala Abu Amer.

Etiquetado como: