AFP. 20 febrero
El presidente de Colombia, Iván Duque, da declaraciones dentro de la academia de policía de General Santander luego de la explosión, en Bogotá, el jueves 17 de enero del 2019. Foto: AP
El presidente de Colombia, Iván Duque, da declaraciones dentro de la academia de policía de General Santander luego de la explosión, en Bogotá, el jueves 17 de enero del 2019. Foto: AP

Bogotá. El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, denunció este miércoles la existencia de un plan para asesinar policías que presuntamente involucra a la guerrilla del ELN y que ha dejado cuatro uniformados muertos en los últimos dos días.

"El asesinato de cuatro policías no se da de una manera espontánea, todo obedece a una acción coordinada. Y esa conexión posiblemente es el ELN”, dijo Botero a Caracol Radio.

El ministro se refirió a la muerte el lunes de dos uniformados en el puente internacional José Antonio Páez en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela; y al fallecimiento de otros dos en el municipio del Tambo, en los límites con Ecuador, el martes.

En ninguno de los casos Botero responsabilizó de manera directa a algún grupo armado de los ataques.

Aunque el director de la Policía fiscal y aduanera, general Carlos Buitrago, señaló al líder del ELN, Gustavo Aníbal Giraldo, conocido como Pablito, de ser el autor intelectual del atentado en Arauca.

Pablito, uno de los miembros del Comando Central, máximo órgano del Ejército de Liberación Nacional (ELN), es señalado por las autoridades de refugiarse en Venezuela y de ordenar un atentado con coche bomba contra una academia policial en Bogotá que dejó 22 muertos además del atacante.

El ataque del 17 de enero provocó que el presidente Iván Duque sepultara los moribundos diálogos de paz con la última guerrilla de Colombia que habían sido instalados en el 2017 por su antecesor, Juan Manuel Santos.

En tanto que el comandante de la Policía de Nariño, coronel Haidiber Restrepo, aseguró que los rebeldes guevaristas se atribuyeron el ataque en la frontera con Ecuador.

Desde la época de la guerra sin tregua del narcotráfico contra el Estado, encabezada por Pablo Escobar en los 1980 y 1990, los distintos grupos armados ilegales decretan los llamados "plan pistola", en los que ofrecen dinero o matan directamente a policías.

Aunque aliviado por el desarme y transformación en partido de las FARC en el 2017, Colombia vive un conflicto armado de más de medio siglo que enfrenta a guerrillas, paramilitares, narcos y agentes estatales, con un saldo de más de ocho millones de víctimas.