AFP y AP.   18 julio
Este es un dron de manufactura iraní, mostrado al público en setiembre del 2014.

Washington. Estados Unidos derribó el jueves un avión robot iraní en el estrecho de Ormuz porque se acercaba peligrosamente a un navío estadounidense, anunció el presidente Donald Trump.

“El (USS) Boxer tomó una acción defensiva contra un dron iraní que se había acercado a una distancia muy, muy próxima, de unas 1.000 yardas (910 metros)”, dijo Trump en la Casa Blanca.

“El dron fue destruido inmediatamente”, señaló.

La destrucción del avión no tripulado iraní se produjo en un momento de crecientes tensiones en la región del golfo Pérsico entre Estados Unidos e Irán.

“Esta es la última de muchas acciones provocadoras y hostiles de Irán contra los buques que operan en aguas internacionales”, afirmó el gobernante. “Estados Unidos se reserva el derecho de defender las instalaciones de su personal, y sus intereses, y exhorta a todas las naciones a condenar la libertad de navegación y el comercio mundial de Irán”, agregó.

El mandatario también hizo un llamado a otros países para que protejan sus naves en el estrecho y trabajen con Estados Unidos.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, confirmó el incidente en un comunicado, que ocurrió a las 5:30 GMT (11:30 p. m. del miércoles hora de Costa Rica) mientras el USS Boxer se preparaba para ingresar en el estrecho de Ormuz.

“Un sistema aéreo no tripulado de ala fija se acercó al Boxer a una distancia amenazante”, declaró Hoffman en un comunicado. “El barco adoptó una acción defensiva contra el sistema aéreo no tripulado a fin de garantizar la seguridad del buque y su tripulación”.

En las Naciones Unidas, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, aseguró que su gobeirno no tenía información de la pérdida de ninguna nave sin tripulación. “No tenemos información sobre la pérdida de un dron hoy (jueves)”, recalcó.

Este jueves, Irán afirmó que mantiene retenido “un petrolero extranjero” y a su tripulación, sospechosa de “contrabando” de combustible en el Golfo.

Buque anfibio de asalto USS Boxer desplegado en el golfo Pérsico.

Según los Guardianes de la Revolución, ejército de élite de la república islámica, el buque fue interceptado el domingo 14 de julio en el estrecho de Ormuz.

Las tensiones entre Teherán y Washington se han disparado desde que Trump se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear del 2015 con Irán y volvió a imponer sanciones a la República Islámica.

Las hostilidades aumentaron cuando Irán abatió el 20 de junio un dron estadounidense en las aguas del Golfo, tras una serie de ataques contra petroleros que Washington atribuyó a Teherán.

Trump canceló entonces a último momento medidas de represalia contra Irán diciendo que quería evitar un alto costo humano, aunque mantuvo sus amenazas.

Este es el más reciente de los roces entre Estados Unidos e Irán que los ha acercado a un conflicto armado desde principios de mayo, cuando Washington acusó a Teherán de amenazar a las fuerzas e intereses estadounidenses en Irak y el golfo Pérsico.

En respuesta, Estados Unidos aceleró el envío de un grupo de ataque con portaaviones en el mar Arábigo y desplegó cuatro bombarderos B-52 de largo alcance en Catar, con costas en el golfo Pérsico. También desplegó desde entonces baterías adicionales de misiles Patriot de defensa antiaérea en esa misma región.