AFP. 4 septiembre
Los opositores al gobierno de Daniel Ortega participaron el domingo 2 de setiembre del 2018 en la
Los opositores al gobierno de Daniel Ortega participaron el domingo 2 de setiembre del 2018 en la "marcha de las banderas", en Managua.

Naciones Unidas. Estados Unidos anunció el martes la convocatoria a una reunión en el Consejo de Seguridad de la ONU para analizar la situación en Nicaragua, sacudida en los últimos cuatro meses por manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega.

La sesión está prevista para el miércoles a las 10 a. m. (8 a. m. hora de Costa Rica) en la agenda de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, quien este mes ocupa la presidencia del Consejo de Seguridad.

Sin embargo, varios miembros, incluidos Rusia, China y Bolivia, se opusieron a la iniciativa, que fue presentada por Haley a puertas abiertas en aras de la "transparencia".

El representante de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, cuestionó el papel del Consejo de Seguridad en los asuntos soberanos de Nicaragua.

“La situación en Nicaragua no representa una amenaza para la seguridad y la paz internacional”, alegó el embajador boliviano, un argumento compartido por el representante ruso y su par chino.

Otros países también señalaron sus reparos a considerar el tema de Nicaragua en el Consejo de Seguridad, entre ellos Guinea Ecuatorial y Kuwait.

Al desestimar esas apreciaciones, Haley dijo que Estados Unidos recibió "las mismas exactas respuestas" al querer tratar el caso de Venezuela, sumida en una profunda crisis económica que Washington atribuye a la "dictadura" de Nicolás Maduro.

“Si no creen que Nicaragua es una cuestión de paz y seguridad, les pido que hablen con los nicaragüenses”, manifestó Haley al defender su propuesta.

"¿Cuántas personas tienen que morir antes de que se convierta en una cuestión de paz y seguridad?", se preguntó.

"Creo que ya hemos llegado a ese punto. Es por eso que Estados Unidos sintió que era muy importante tener esta reunión en Nicaragua. Porque no queremos otra Siria. No queremos otra Venezuela y creemos que es responsabilidad del Consejo de Seguridad hacerla".

Al no haber consenso sobre el programa, la reunión sobre Nicaragua quedó convocada, pero puede no realizarse el miércoles si antes del inicio una mayoría de nueve miembros se opone.

Nicaragua está sacudida desde abril por protestas antigubernamentales, que dejan al menos 320 muertos y unos 2.000 heridos, y miles de nicaragüenses han huido a la vecina Costa Rica por temor a ser arrestados.

Las protestas estallaron inicialmente contra una reforma del seguro social, pero derivaron en masivas manifestaciones fuertemente reprimidas en un ciclo de violencia que motivó el pedido de renuncia de Ortega.

Estados Unidos ha responsabilizado a Ortega, y a su vicepresidente y esposa, Rosario Murillo, por la situación en Nicaragua, y ha instado a anticipar las elecciones presidenciales al 2019 como salida a la crisis.