Por: Agencia AFP.   23 abril

Madrid. El escritor nicaragüense Sergio Ramírez dedicó el Premio Cervantes, que le fue concedido este lunes en España, a la memoria de los manifestantes "asesinados" en su país en las violentas protestas contra una polémica reforma del sistema de pensiones.

El rey de España, Felipe VI, premia al escritor nicaragüense Sergio Ramírez con el Premio de Literatura Miguel de Cervantes 2017 en la Universidad de Alcalá de Henares, cerca de Madrid, este 23 de abril del 2018. Foto: AFP

Al iniciar su discurso en el acto de entrega del galardón, considerado el Nobel de las letras hispanas, en la Universidad de Alcalá, cerca de Madrid, dijo que lo dedicaba "a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia".

Asimismo, Ramírez, con un lazo negro en la solapa de la chaqueta por los sucesos en su país, que han dejado 29 muertos, honró "a los miles de jóvenes que siguen luchando sin más armas que sus ideales por que Nicaragua vuelva a ser República".

Ramírez, de 75 años, participó el domingo en Madrid en una manifestación contra la “represión” en Nicaragua.

Nicaragua ha sido escenario de una ola de violentas protestas, saqueos y choques con la policía contra la reforma del sistema de pensiones, que aumentó las contribuciones obreras y patronales.

Ver más!
Ver más!

Buscando calmar los ánimos ante los sucesos callejeros más violentos en sus 11 años de gobierno, el presidente Daniel Ortega anunció el domingo que revertía la reforma. No obstante, una marcha planeada para este lunes seguía convocada y los estudiantes prometían continuar su movimiento.

"Yo aspiro a la paz, que cese esta represión absolutamente absurda contra la población civil, sobre todo contra los jóvenes”, había indicado Ramírez, crítico de Ortega, a la televisión pública española TVE justo antes de iniciarse el acto en el que el rey Felipe VI le entregó el Premio Cervantes, el primero recibido por un centroamericano.

Ver más!

En su discurso, Ramírez repasó el legado de Rubén Darío, nicaragüense renovador de la literatura en español, y de otros grandes autores latinoamericanos, así como, por supuesto, Miguel de Cervantes.

"Curioso que una nación americana haya sido fundada por un poeta con las palabras, y no por un general a caballo con la espada al aire. La única vez que Rubén vistió uniforme militar, con casaca bordada de laureles dorados y bicornio con airón de plumas, fue al presentar credenciales en 1908 como efímero embajador de Nicaragua ante Su Majestad Alfonso XIII; un uniforme, además, que le fue prestado por su par de Colombia, pues no tenía uno propio", leyó en su discurso.

Ramírez es el primer galardonado centroamericano con el reconocimiento más importante a las letras en español.

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez dedicó el Premio Cervantes a la memoria de los manifestantes "asesinados" en su país. Foto: AFP

Autor de Margarita, está linda la mar y Adiós muchachos, Ramírez, de 75 años, participó el domingo en Madrid en una manifestación contra la "represión" en Nicaragua.

Miembro de un grupo de intelectuales y líderes civiles contra la dictadura de Anastasio Somoza, fue vicepresidente de Daniel Ortega durante la Revolución Sandinista, entre 1985 y 1990.

Pronto se distanció de Ortega y actualmente es una de las voces mas críticas del presidente nicaragüense, aún cuando abandonó la acción política en 1995 tras postularse sin éxito a las presidenciales en su país.

Sergio Ramírez con su esposa Gertrudis Guerrero (de rojo) y familia, y la familia real española, entre otros invitados a la ceremonia
Sergio Ramírez saluda al rey Felipe de España antes de recibir el Premio Cervantes