Conflictos

EE. UU. presenta a la OTAN detalles de diálogo con Rusia por crisis en Ucrania

Wendy Sherman, subsecretaria estadounidense de Estado, y el vicecanciller ruso Sergei Riabkov mantuvieron el lunes una conversación de siete horas para tratar de desactivar las tensiones.

Washington. La principal negociadora de Estados Unidos sobre la crisis en la frontera entre Ucrania y Rusia, Wendy Sherman, presentó este martes a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) detalles de sus conversaciones con su homólogo ruso, en tanto que el gobierno ucraniano elogió la “unidad” occidental y pidió una cumbre internacional.

Sherman, subsecretaria estadounidense de Estado, y el vicecanciller ruso Sergei Riabkov mantuvieron el lunes en Ginebra una conversación de siete horas para tratar de desactivar la tensión en la frontera entre Ucrania y Rusia. Este martes, Sherman llegó a Bruselas para conversar con los aliados de la OTAN.

La alianza militar transatlántica se apresta a participar el miércoles de una reunión del consejo OTAN-Rusia, en Bruselas. El jueves, las partes se trasladarán a Viena, donde se sumarán a una reunión del consejo permanente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

La reunión de Sherman y Riabkov en Ginebra intentó reducir las tensiones en la frontera. El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, sugirió convocar una cumbre sobre ese asunto, con la participación de Francia y Alemania.

La Casa Blanca advirtió que es “demasiado pronto para decir si los rusos (...) están dispuestos a negociar en serio”. Rusia puede “usar estas negociaciones para pretextar que la diplomacia no funciona” y continuar con sus acciones “agresivas”, declaró a periodistas la secretaria de Prensa, Jen Psaki, a bordo del avión que llevaba al presidente Joe Biden al estado norteamericano de Georgia (sur).

“La relación de la OTAN con Ucrania concierne solo a Ucrania y los treinta aliados de la OTAN”, añadió. Por su parte, Ucrania se congratuló por la “unidad” de sus posiciones con la de los países occidentales frente a los “ultimátum” rusos.

“Las conversaciones de Ginebra demostraron que nuestra fuerza reposa en la unidad y la coherencia de nuestras posiciones frente a (...) los ultimátum rusos”, expresó por teléfono el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores a su par estadounidense Antony Blinken, según comunicado de la cancillería en Kiev.

Informar a la OTAN

Sherman se reunió en Bruselas con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y embajadores ante la alianza para presentar detalles de las conversaciones.

En un mensaje en Twitter, Sherman aseguró que “Estados Unidos se compromete a trabajar junto a sus aliados y socios para instar a la desescalada y responder a la crisis de seguridad causada por Rusia”.

En otro tuit, aseguró al gobierno de Kiev que los aliados “no tomarán decisiones sobre Ucrania sin Ucrania”. Rusos y estadounidenses acordaron mantener las conversaciones, aunque no hubo señales concretas de avances en Ginebra.

El miércoles, los embajadores de los 30 países de la OTAN quienes se reunirán con representantes rusos en la sede de la alianza. Rusia estará representada por el vicecanciller Alexander Grushko, quien expresó su convicción de que la reunión será un “momento de la verdad” para las relaciones entre el país y la alianza transatlántica.

“Nuestras expectativas son completamente realistas y esperamos que esta sea una conversación seria y profunda”, manifestó Grushko en Moscú. En cualquier caso, el gobierno de Ucrania reconoció los “esfuerzos” realizados por Rusia y países occidentales para reducir tensiones.

“Sólo podemos acoger con satisfacción las intenciones y los esfuerzos de Estados Unidos y de Rusia, de la OTAN y de Rusia, para rebajar las tensiones y resolver todos los temas comunes en la mesa de negociación”, declaró el vocero Sergui Nikiforov.

Aguda tensión fronteriza

Desde la agudización de las tensiones después que Rusia concentró enorme capacidad militar a lo largo de la frontera con Ucrania, funcionarios europeos se han quejado de que Washington ha acaparado la iniciativa de las negociaciones con Rusia, y el bloque no quiere verse excluido de un proceso de toma de decisiones.

Rusia no acepta que Ucrania se incorpore a la OTAN (paso que pondría a la alianza transatlántica literalmente a las puertas de Moscú), aunque los países occidentales apuntan que el gobierno ruso no puede atribuirse voz en esa decisión.

Para los países europeos, la demanda de membresía a la OTAN es un asunto de países soberanos, al tiempo que la alianza mantiene su política de puertas abiertas.

Rusia presentó su pliego de demandas para reducir las tensiones y Estados Unidos advirtió a Moscú de los drásticos efectos que tendría una acción militar en Ucrania.

Sherman apuntó que Rusia no ha ofrecido garantías de que no invadiría Ucrania ni presentó explicaciones por la concentración de unos 100.000 soldados a lo largo de la frontera con ese país.

Para la funcionaria estadounidense, algunas demandas rusas no son aceptables, como la prohibición a la OTAN de expandirse hacia los países del Este de Europa.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.