Conflictos

EE. UU. tendrá primer diálogo presencial con talibanes desde la retirada de Afganistán

La delegación estadounidense se reunirá este sábado y domingo en Doha con altos representantes de los insurgentes

Washington. Estados Unidos y los talibanes mantendrán a partir de este sábado sus primeras conversaciones en persona desde la retirada estadounidense de Afganistán, informó este viernes el Departamento de Estado.

La delegación estadounidense se reunirá el sábado y el domingo en la capital catarí, Doha, con altos representantes de los talibanes, afirmó un vocero del Departamento de Estado.

Estados Unidos ha permanecido en contacto con los talibanes desde que se apoderaron de Kabul en agosto, cuando las tropas estadounidenses se retiraban, pero esta reunión será la primera que se celebre cara a cara desde entonces.

“Presionaremos a los talibanes para que respeten los derechos de todos los afganos, incluidas las mujeres y las niñas, y para que formen un gobierno inclusivo con un amplio apoyo”, informó el vocero del Departamento de Estado.

"Mientras Afganistán enfrenta la perspectiva de una severa contracción económica y una posible crisis humanitaria, también presionaremos a los talibanes para que permitan a las agencias humanitarias el libre acceso a las áreas necesitadas", agregó.

El Departamento de Estado enfatizó que la reunión no indica que Estados Unidos esté reconociendo el gobierno de los talibanes en Afganistán.

“Tenemos claro que cualquier legitimidad debe ganarse a través de las propias acciones de los talibanes”, advirtió el vocero.

La delegación estadounidense también insistirá en que se permita abandonar el país a los ciudadanos estadounidenses y los aliados afganos que participaron durante la operación militar de 20 años, una prioridad clave del presidente Joe Biden.

Estados Unidos afirma que los talibanes han cooperado en gran medida para dejar salir a ciudadanos estadounidenses. Alrededor de 100 permanecen allí todavía, principalmente ciudadanos estadounidenses con raíces en Afganistán que están indecisos de partir.

Sin embargo, Estados Unidos reconoce que no pudo sacar a la mayoría de aliados afganos que querían irse durante el apresurado rescate aéreo de decenas de miles de personas de Kabul antes de la retirada.

El vocero no especificó quién representaría a las dos partes. Altos funcionarios estadounidenses, incluido el jefe del Comando Central, general Frank McKenzie, se reunieron con los talibanes en Kabul en agosto cuando las tropas estadounidenses tomaron el aeropuerto para ejecutar el rescate aéreo.