18 julio, 2018

Managua. La familia del dirigente Medardo Mairena, delegado de la oposición en el diálogo con el gobierno de Nicaragua, denunció este miércoles que no saben nada de él desde que fue detenido hace casi una semana y acusado de terrorismo, por su participación en las protestas antigubernamentales.

“Desde que Medardo fue detenido no tenemos ninguna información de la Policía, estamos en zozobra”, dijo su hermano Alfredo Mairena en las afueras de la cárcel El Chipote, de Managua.

Dijo que la policía no ha permitido visitarlo en la cárcel y que el martes en los juzgados le negaron acceso a la audiencia judicial en la que le formularon cargos penales.

Mairena fue detenido por la Policía el 12 de julio, junto al también líder campesino Pedro Mena, en el aeropuerto internacional de Managua, cuando ambos se disponían a viajar a Estados Unidos en visita de trabajo.

El martes, Mairena fue acusado criminalmente por la Fiscalía por los delitos de terrorismo, crimen organizado, asesinato, secuestro, robo y entorpecimiento de servicios públicos, entre otros delitos.

Lo acusan, además, de dirigir la semana pasada un ataque en el municipio de Morrito (sureste) que dejó cuatro policías y un civil muerto.

Su caso despertó la preocupación del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que advirtió el martes que Mairena y Mena “puedan ser víctimas de desaparición forzada”.

“Es una locura lo que están haciendo, es totalmente falso”, dijo el hermano de Mairena a la AFP sobre los cargos en su contra.

Mairena es uno de los miembros de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia que participa en un intermitente diálogo con el gobierno de Daniel Ortega para buscar una solución a la crisis generada por las protestas.

Dirige además el movimiento campesino Consejo Nacional por la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, que encabezó un centenar de protestas en los últimos cinco años contra el polémico proyecto de canal interoceánico.

Las recientes protestas contra el gobierno dejan unos 280 muertos y cientos de detenidos desde el 18 de abril,