Por: Lucía Molina, Ximena Alfaro M..   3 septiembre
El Maxakalisaurus, el dinosaurio más grande encontrado en Brasil. Foto: AFP

Un incendio acabó con parte de la historia de Brasil. El Museo Nacional de Río de Janeiro fue consumido por las llamas la noche de este domingo y extinguió su enorme acervo constituido por una colección de momias egipcias, otra de arte y artefactos grecorromanos.

Además, tenía colecciones de paleontología que incluían el esqueleto de un dinosaurio hallado en la región de Minas Gerais y el fósil humano más antiguo hallado en el actual Brasil, bautizado Luzia.

El edificio del museo formaba parte del patrimonio histórico del país suramericano. Durante 1808 y 1821 albergó a la familia real portuguesa, que huía de Napoleón. Después de la independencia, y hasta 1889, el edificio funcionó de palacio para los emperadores.

Estas son algunas de las piezas más importantes que fueron destruidas por las llamas:

– El museo contaba con 20 millones de piezas que abarcaban casi cuatro siglos. Era conocido por su colección de 26.000 fósiles, entre ellos el Maxakalisaurus, el dinosaurio más grande encontrado en Brasil.

– La colección de Antropología Biológica comprende al más antiguo fósil humano descubierto en Brasil, conocido con el nombre de Luzia con 12.000 años.

A partir del cráneo de Luzia, el fósil humano más antiguo descubierto en el continente americano, científicos realizaron una reconstrucción digital de su rostro. Foto: AFP

– Otra de las pérdidas es la momia Sha-Amun-In-Su, una sacerdotisa cantante que vivió en Egipto alrededor del 800 a. C. y que forma parte de la colección más antigua de Latinoamérica en momias y artefactos egipcios.

– La quema de los más de 1.800 artefactos precolombinos significa para Latinoamérica una pérdida de 200 años de historia de artistas indígenas y artesanos nativos de Brasil que formaban parte de la civilización Amerindia.

– La biblioteca que contaba con 537.000 obras, de las cuales 1.560 son únicas, como una Historia natural de 1481.

Ver más!

– El trono del rey africano Adandozan, el cual fue donado en 1811. Adandozan estuvo vinculado con el tráfico de esclavos en el país suramericano.

– La colección de arte y artefactos greco-romanos de la emperatriz Teresa Cristina.

– El departamento de Zoología estaba conformado por 6,5 millones de especímenes: cerca de 600.000 peces, unos 100.000 anfibios, 40,000 moluscos y el herbario de 550.000 plantas. También poseía una de las colecciones más grandes de insectos en el mundo, con 5 millones especímenes artrópodos.

El meteorito de Bendegó es el más grande en Brasil y uno de los más grandes del mundo. Se reporta que sobrevivió al incendio. Foto: AFP

– El meteorito de Bendegó fue una de las piezas que sobrevivió a las llamas. Constituido por una masa compacta de hierro y níquel, es el mayor meteorito brasileño y uno de los más grandes del mundo, con un peso de 5,3 toneladas.