AFP. 23 agosto
Decenas de personas miran un televisor que muestra una imagen de archivo del lanzamiento de misiles de Corea del Norte durante un programa de noticias en la estación de trenes de Seúl, Corea del Sur, el martes 6 agosto del 2019. Foto: AP
Decenas de personas miran un televisor que muestra una imagen de archivo del lanzamiento de misiles de Corea del Norte durante un programa de noticias en la estación de trenes de Seúl, Corea del Sur, el martes 6 agosto del 2019. Foto: AP

Seúl. Corea del Norte disparó este sábado dos “proyectiles no identificados” en dirección al mar frente a su costa este, indicó el Ejército surcoreano, convirtiéndose en el último de una serie de disparos de Pionyang.

"Nuestros militares están rastreando el movimiento en el Norte en caso de nuevos lanzamientos", añadió en un comunicado el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

La presidencia surcoreana anunció que su Consejo Nacional de Seguridad se reunirá tras este último ensayo.

Corea del Norte, país dotado del arma nuclear, llevó a cabo varios ensayos de misiles de corto alcance en las últimas semanas, en protesta contra los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur, que Pyongyang considera un ensayo para la invasión de su territorio.

La última sesión de entrenamientos concluyó el martes.

El viernes, Pionyang tachó al secretario de Estado estadounidense, Mike Pomeo, de “toxina intransigente”, después de que el diplomático norteamericano dijera que Estados Unidos mantendrá las sanciones “más duras” contra el Norte hasta que este se deshaga de su arsenal nuclear.

Las conversaciones entre Pionyang y Washington sobre la cuestión nuclear del Norte están bloqueadas desde la segunda cumbre entre el líder norcoreano, Kim Yong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, celebrada en febrero en Hanói y que concluyó sin un acuerdo sobre la desnuclearización del Norte y el levantamiento de las sanciones.

Esta semana, el enviado especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Stephen Biegun, aseguró que Washington está “preparado para iniciar las negociaciones” en cuanto tenga noticias de Pionyang.