Conflictos

Comisionada de ONU denuncia más posibles ejecuciones extrajudiciales y torturas en Venezuela

También critica el impacto de las sanciones de Estados Unidos en el agravamiento de la crisis socioeconómica del país suramericano

Ginebra y Caracas. La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció este lunes más casos de “posibles ejecuciones extrajudiciales”, así como de “torturas y malos tratos” de detenidos en Venezuela.

En un discurso en la 42.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Bachelet presentó un duro nuevo informe sobre la situación en Venezuela bajo el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Horas más tarde, el número dos del régimen chavista, Diosdado Cabello, desestimó el informe y afirmó que no les va a “quitar el sueño”, a la vez que acusó a Bachelet de “ensañamiento” contra Venezuela.

“Mi oficina ha seguido documentando casos de posibles ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las Fuerzas de Acción Especiales de la Policía Nacional -conocidas como FAES- en algunos barrios del país”, señaló.

“Tan solo en el pasado mes de julio la organización no-gubernamental Monitor de Víctimas identificó 57 nuevos casos de presuntas ejecuciones cometidas por miembros del FAES en Caracas”, precisó la exmandataria chilena.

Bachelet indicó además que su despacho documentó “casos de tortura y malos tratos, tanto físicos como psicológicos, de personas arbitrariamente privadas de su libertad, en particular de militares”.

En contraposición a estas denuncias, dijo que el gobierno de Maduro cumplió con "la excarcelación" de "83 personas", entre ellas "aquellas cuya detención había sido considerada como arbitraria por el Grupo de Trabajo de Detención Arbitraria".

En un primer informe, presentado el 5 de julio, Bachelet había denunciado la “erosión del Estado de derecho” en Venezuela, y advirtió también que las sanciones internacionales agravaban la crisis en el país.

“La situación de derechos humanos sigue afectando a millones de personas en Venezuela y con claros impactos desestabilizadores en la región”, reiteró este lunes.

Bachelet deploró, por otra parte, “las recientes acciones” con vistas a aprobar una ley que “tipifica como delito las actividades de las organizaciones de derechos humanos nacionales que reciben fondos del extranjero”.

“Esa ley, si se aprueba y aplica, reducirá aún más el espacio democrático”, manifestó la representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Hace unas semanas, el número dos del gobierno, Diosdado Cabello, anticipó que la Asamblea Constituyente (oficialista), que preside, aprobaría una legislación para sancionar el financiamiento externo de las ONG.

“Vamos a (...) aprobar una ley para sancionar severamente a esas ONG y personas que están recibiendo plata del imperialismo para conspirar contra nuestro país. Eso no lo permiten en Estados Unidos”, expresó Cabello el 14 de agosto, en su programa semanal en la televisión estatal VTV.

Sanciones agravan crisis

En su nuevo informe, Bachelet insistió además en que las sanciones del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, contra el gobierno de Maduro contribuyen a “agravar la situación humanitaria” del país y el “éxodo” de venezolanos.

La representante de la ONU alertó de que la situación económica y social del país se “sigue deteriorándose rápidamente”.

La economía "atraviesa lo que podría ser el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado" América Latina, subrayó.

Actualmente, el salario mínimo equivale a $2 mensuales, en comparación con los $7 en junio, precisó Bachelet. “Una familia necesita percibir el equivalente a 41 salarios mínimos mensuales para poder cubrir la canasta básica alimentaria”.

Venezuela vive la peor crisis en su historia reciente, reflejada en hiperinflación, el desplome de su vital producción de crudo y el éxodo de 3,6 millones de personas desde principios del 2016.

Informe erróneo y falso

El gobierno de Venezuela no tardó en descalificar los señalamientos de la alta comisionada y sostuvo que su informe estaba lleno de "graves errores, falsas acusaciones y omisiones".

“Señora Bachelet, haga ese y 20 informes más (...). No nos afecta mucho, nosotros seguiremos avanzando y respetando los derechos humanos porque así lo establece nuestra Constitución y la ley”, declaró Cabello.

El dirigente rechazó “el ensañamiento” de la también expresidenta chilena contra su país y criticó que “su vista esté posicionada sobre Venezuela, Cuba y Nicaragua” mientras, según denunció, “no ve nada” de violaciones de derechos humanos en países como Colombia o el propio Chile.

En Caracas, activistas de derechos humanos se concentraron este lunes frente a la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para pedir una comisión de investigación específica sobre Venezuela.