AP. 30 agosto
The Boston Globe encabezó un movimiento de medios estadounidenses que el 16 de agosto del 2018 publicaron editoriales rechazando los ataques del presidente Donald Trump.
The Boston Globe encabezó un movimiento de medios estadounidenses que el 16 de agosto del 2018 publicaron editoriales rechazando los ataques del presidente Donald Trump.

Boston, EE. UU. Un hombre de California molesto por la respuesta editorial coordinada del diario The Boston Globe a los ataques del presidente Donald Trump a la prensa fue arrestado el jueves, luego de que amenazó con viajar a las oficinas del periódico y matar a periodistas, a quienes llamó “enemigos del pueblo” , informaron fiscales federales.

Agregaron que las amenazas de Robert Chain, de 68 años, a la redacción del Globe comenzaron inmediatamente después de que el periódico solicitó a medios de prensa en todo el país a que condenaran lo que llamó “la guerra sucia contra la libertad de prensa” .


El día en que fueron publicados los editoriales, Chain, un residente de Encino, le dijo a un empleado del Globe que iba a balear a empleados en la cabeza las 4 pm,, de acuerdo con documentos en el tribunal. La amenaza hizo que la policía respondiera y que se elevaran las medidas de seguridad en las oficinas del diario.


Las autoridades agregaron que Chain indicó que continuaría amenazando al Globe, The New York Times y “otros medios de noticias falsas” mientras continuaran sus “actos traicioneros y sediciosos” atacando a Trump.


Chain calificó varias veces a los periodistas del Globe como “enemigos del pueblo”, una caracterización que Trump ha usado repetidamente contra los periodistas.


Los fiscales dijeron que esperan que Chain comparezca en un tribunal federal en Los Ángeles, California, el jueves más tarde antes de ser transferido a Boston. Está acusado de hacer amenazas al comercio interestatal, un delito que conlleva cinco años de prisión.


Jane Bowman, una portavoz del Globe, manifestó que el periódico estaba agradecido con las agencias del orden por sus gestiones para proteger a su personal y determinar la fuente de las amenazas.


"Aunque fue perturbador para muchos de nuestros empleados ser amenazados de esa manera, nadie -realmente, nadie- deja que eso interfiera con el importante trabajo de esta institución”, agregó Bowman en un correo electrónico.


Las autoridades federales prometieron que perseguirán a quienquiera que ponga las vidas de otros en peligro.