Agencia AFP. 24 enero

Managua. Michael McKinley, principal asesor del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió en Nicaragua con el presidente Daniel Ortega y con otros sectores para buscar "una solución pacífica” a la crisis política, informó este jueves la embajada norteamericana.

En los encuentros también estuvo presente la secretaria adjunta para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie J. Chung, según una nota de prensa de la embajada de Estados Unidos en Managua.

Miembros de la Policía Nacional de Nicaragua se mantuvieron desplegados este jueves en las diferentes calles de Managua. Foto: AFP
Miembros de la Policía Nacional de Nicaragua se mantuvieron desplegados este jueves en las diferentes calles de Managua. Foto: AFP

McKinley y Chung llegaron el miércoles a Managua con “el propósito de recalcar el continuo apoyo de los Estados Unidos a los esfuerzos por encontrar una solución pacífica a la crisis en Nicaragua, el retorno a la Democracia y la protección de los derechos humanos", añadió.

Durante la visita de dos días, los diplomáticos sostuvieron también entrevistas con representantes de la Iglesia católica, empresarios, organismos de la sociedad civil y otros miembros del gobierno nicaragüense, precisó el comunicado.

Ni el gobierno ni la oposición han hecho mención de la visita de los funcionarios ni al contenido de las conversaciones.

La visita de McKinley y Chung coincide con la que realiza una delegación de diputados europeos con el propósito de “evaluar la crisis política y social” en Nicaragua.

En diciembre, Estados Unidos aplicó sanciones a seis personas del círculo más cercano a Ortega, incluida su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

Además aprobó una ley de condicionalidad a las inversiones, conocida como NICA Act, que restringe el acceso de Nicaragua a créditos de organismos multilaterales.

La crisis política estalló nueve meses atrás por protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, las peores que enfrenta el también líder sandinista con 11 años en el poder y al que sus adversarios acusan de corrupción e instaurar una dictadura familiar.