La ONG señaló que, en paralelo, el ejército bombardeó distritos de los alrededores de esta localidad.

 4 abril, 2014
Un atentando en Damasco, Siria, cobró la vida de al menos 31 altos funcionarios del ejército de esa nación, en guerra civil.
Un atentando en Damasco, Siria, cobró la vida de al menos 31 altos funcionarios del ejército de esa nación, en guerra civil.

Al menos veintidós rebeldes islamistas han muerto en las últimas horas en enfrentamientos contra las fuerzas del régimen en la localidad de Meliha, al norte de Damasco, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG señaló que, en paralelo, el ejército bombardeó distritos de los alrededores de esta localidad.

Por su parte, la agencia de noticias oficial Sana apuntó que decenas de “terroristas” murieron a manos de los soldados en Meliha, Tel Tarma y March Sultan, en el área de Guta Oriental, en las afueras de la capital.

El Observatorio agregó que después de la medianoche estallaron también choques violentos entre insurgentes islamistas, algunos de ellos pertenecientes al Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda, y los efectivos gubernamentales en el pueblo de Ras al Maara, en la región de Al Qalamún, fronteriza con el Líbano.

En esos combates, el ejército está apoyado por milicianos del grupo chií libanés Hizbulá.

El pasado 16 de marzo, el régimen recuperó el control de Yabrud, la última ciudad importante que quedaba en poder de los rebeldes en Al Qalamún, donde las autoridades iniciaron una ofensiva en noviembre pasado.

Tras la toma de Yabrud, el ejército ha intensificado sus operaciones en Guta Oriental, bastión de los insurgentes que operan en la periferia de Damasco.

Etiquetado como: