25 marzo, 2013

SANTIAGO. EFE. El ministro chileno de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, rebatió que la situación económica de Bolivia esté íntimamente ligada a su falta de salida al mar, por la cual ese país interpondrá una demanda contra Chile .

“El 20 % de los países del mundo son mediterráneos. Y dentro de esos hay algunos que tienen un buen nivel de desarrollo; otros, intermedio, y otros, bajo”, afirmó el canciller en una entrevista del diario chileno El Mercurio .

Según el ministro, la riqueza de los países está basada en el sistema de gobierno, en una buena administración, en políticas económicas y en el trabajo de su gente.

“Bolivia tiene cuantiosos recursos naturales y el desafío de sus autoridades es conducir a su pueblo para hacer el mejor uso de ellos”, manifestó Moreno.

Bolivia perdió su salida al mar en la llamada Guerra del Pacífico contra Chile (1879-1883), asunto por el que después firmaron el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Ese documento jurídico fijó la soberanía chilena sobre los 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio que antes fueron bolivianos y que corresponden a una vasta extensión del desierto de Atacama.

Al anunciar su demanda, el presidente Evo Morales dijo que en un solo año, el cobre boliviano renta a Chile más de 7.000 millones de dólares, en alusión a los yacimientos que antes eran de su país, una afirmación que fue rechazada y criticada por el Gobierno chileno.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, replicó el sábado que su país ha cumplido el derecho al libre tránsito de mercaderías bolivianas por territorio chileno, y puso como ejemplo que más del 70 % del comercio marítimo boliviano pasa por puertos de su país.

Según las últimas cifras disponibles de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Chile, con unos 16,2 millones de habitantes, alcanzó en 2011 un PIB de 248.585 millones de dólares y un PIB per cápita de 14.367 dólares. En ese mismo año, Bolivia, con unos 10 millones de habitantes, tenía un PIB de 23.949 millones de dólares y un PIB per cápita de 2.360 dólares.