Completa con éxito primera parte de operativo para detener fuga

 5 agosto, 2010
 Una humareda se levanta sobre la superficie del mar en el golfo de México, producto de la quema de crudo.EFE.
Una humareda se levanta sobre la superficie del mar en el golfo de México, producto de la quema de crudo.EFE.

Nueva Orleans, EE. UU.AFP. Casi 75% del petróleo que contamina el golfo de México fue eliminado de sus aguas, anunció ayer el Gobierno estadounidense, alentado por el éxito de BP, que completó la primera parte del operativo para sellar definitivamente el pozo.

“La batalla para detener la fuga y contener el crudo está llegando a su fin. Y estamos muy complacidos con ello”, declaró el presidente Barack Obama.

“El procedimiento static kill, que busca contener el crudo, alcanzó su objetivo: controlar la fuga por presión hidrostática de barro inyectado”, declaró BP.

Unos 4,9 millones de barriles de crudo; es decir, 780 millones de litros, se escaparon del pozo averiado tras la explosión del 20 de abril que mató a 11 operarios de BP en la plataforma Deepwater Horizon, y provocó su hundimiento dos días después, frente a las costas de Luisiana.

La avería de la estructura petrolera dio origen a la peor catástrofe ambiental de la historia de Estados Unidos, con consecuencias directas para los ecosistemas y la economía local de cinco estados del sur: Alabama, Florida, Luisiana, Misisipi y Texas.

“Los científicos nos dicen que cerca de 25% (del petróleo) no fue recuperado”, declaró a la cadena ABC, Carol Browner, encargada de asuntos energéticos y ambientales en la Casa Blanca.

Browner explicó que el informe es alentador, pero que se necesitan más trabajos de limpieza.

La catástrofe costará miles de millones de dólares a BP, a lo que se suman el desprestigio por los fracasos para frenar el derrame y los errores de comunicación de su presidente, Tony Hayward.

Pero las cosas se pueden complicar si se detectan nuevas fugas, en cuyo caso habría que postergar el operativo de sellado con cemento hasta terminar de construir un segundo pozo.

Pase lo que pase, BP seguirá perforando para crear un segundo pozo que permitirá sellar la parte inferior del pozo actual quedando definitivamente tapado.

El costo medioambiental y humano total de la catástrofe ecológica aún se desconoce.