A un año de su pontificado, Jorge Bergoglio se ha dedicado cambiar radicalmente el enfoque de la Iglesia hacia la misericordia en lugar de la moralización

Por: Alexandra Araya M. 13 marzo, 2014
 El papa Francisco se dispone a abordar el bus en el cual viajó, en compañía de varios cardenales, a un retiro espiritual en Ariccia, cerca de Roma.
El papa Francisco se dispone a abordar el bus en el cual viajó, en compañía de varios cardenales, a un retiro espiritual en Ariccia, cerca de Roma.

El contacto con gente y su coherencia de vida ha logrado que el papa Francisco alcance los mayores niveles de éxito durante su primer año de pontificado, que se celebra este jueves.

Así lo expresó Marco Fernández, el asesor nacional de Religión del Ministerio de Educación Pública (MEP), durante una entrevista en radio adn 90.7 FM.

"El éxito del papa Francisco es su coherencia de vida, una fe que esté apartada de la vida práctica es una fe insípida. Siento que la revolución del Papa empieza con una revolución hacia adentro de la Iglesia", expresó Fernández, quien aseguró que aún no se pueden esperar cambios bruscos.

El especialista en materia religiosa consideró que la gran noticia del papa Francisco es volver a la simplicidad del Evangelio. A su criterio es hacer de algo tan complejo que puede ser simple.

"Se puede ser cristiano y una persona normal y creyente al mismo tiempo", sostuvo Fernández. "El Papa primero está enseñando, con su ejemplo, que el cristianismo más que un moralismo es una forma de vida y eso se comienza a ver en su lenguaje corporal, en sus actividades, en sentarse en medio de la gente. Estos cambios van a hacer que los otros obispos paulatinamente vayan asumiendo esta revolución".

Agregó que el obispo de Roma lo que tiene claro es la autoridad.

"La autoridad cristiana no se basa en el poder, sino en esa coherencia de vida", recalcó.

Para Fernández las expectativas son altas para su segundo año, con viajes muy publicitados, la reforma del Vaticano y una agenda que incluye temas candentes como familia y sexo.

"El papa pone a personas especialistas, nombra a un grupo que le pueda ayudar y no a una sola persona. Las reformas que está haciendo es lenta, pero muy segura hacia lo interno, que luego van a influir hacia el exterior de la Iglesia", afirmó el asesor.

Algunos momentos claves en el primer año de Francisco dan una idea de lo que puede deparar el futuro para la Iglesia católica de 1.200 millones de fieles.

El papa Francisco no va a hacer este jueves nada especial para recordar el primer aniversario de su elección como pontífice y se limitará a rezar, explicó hoy el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

El papa, que se encuentra en su retiro en Ariccia (cerca de Roma), donde está de ejercicios espirituales, rompió hoy el silencio para pedir que recen por él en un mensaje de su cuenta oficial Pontifex (en nueve idiomas) de la red social Twitter que recen por él.