23 agosto, 2012
 Una mujer limpia una escultura del presidente francés, François Hollande, en Londres. A la izquierda, la representación de la canciller alemana, Ángela Merkel. | AFP.
Una mujer limpia una escultura del presidente francés, François Hollande, en Londres. A la izquierda, la representación de la canciller alemana, Ángela Merkel. | AFP.

Berlín. (AFP). La jefa del gobierno alemán, Ángela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, intentan superar divergencias sobre la crisis del euro, en una cumbre hoy en Berlín, en momentos en que Grecia pide un alivio a las medidas de austeridad que se le impone.

Este encuentro es una etapa más de una serie de consultas europeas centradas en Grecia, que desea una flexibilización de las condiciones exigidas a cambio de su rescate financiero.

Los dos dirigentes prevén reunirse a las 11 a. m. (hora de Costa Rica) para una cena de trabajo. No está prevista ninguna conferencia de prensa, solamente una declaración a la llegada del presidente francés a la cancillería, lo que permitiría soslayar las diferencias entre los dos países.

“No se trata de saber lo que pasará con Grecia en dos o tres semanas, sino de lo que ocurrirá en el horizonte de 2020” dijo en Paris un fuente francesa, que asegura que Hollande quiere salir del “corto plazo”.

Grecia, que sufre su quinto año de recesión, debe reducir sus gastos en 11.500 millones de euros mediante drásticos cortes presupuestarios y reformas estructurales, que le permitirían recuperar retrasos sufridos en su ajuste presupuestario.

El primer ministro griego quiere obtener una prórroga de dos años que postergue hasta 2016, en lugar de 2014, el retorno al equilibrio presupuestario. Así podrá limitar los efectos de la recesión que azota al país.

“Estamos seguros de que se restablecerá la credibilidad del país”, dijo Samaras el miércoles durante una reunión en Atenas con el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.