Los países deben fijar una cartografía precisa de esas zonas para evitar que se gire dinero que no debe serlo

 13 agosto, 2013

Bruselas

La Comisión Europea anunció el martes que reclama 180 millones de euros a 15 Estados miembros, principalmente a Gran Bretaña y Polonia, por mala administración de las ayudas agrícolas.

La Comisión Europea critica las fallas en la identificación de parcelas agrícolas elegibles para los pagos directos.
La Comisión Europea critica las fallas en la identificación de parcelas agrícolas elegibles para los pagos directos.
Los países más afectados son Gran Bretaña, Polonia y Dinamarca

De este total de "correcciones financieras", que la Comisión realiza regularmente sobre la base de auditorías de los sistemas nacionales de gestión de estas ayudas, el impacto financiero para los Estados concernidos será de unos 169 millones, ya que el resto ya fue devuelto.

Los dos países más afectados son Gran Bretaña, por unos 59 millones de euros para las campañas 2008-2010, y Polonia, que deberá restituir 30,4 millones por mala gestión en el período 2007-2008.

La Comisión les critica las fallas en la identificación de parcelas agrícolas elegibles para los pagos directos y por los controles montados, explicó el portavoz de Agricultura, Roger Waite.

Son los Estados miembros los que deben fijar una cartografía precisa de esas zonas para evitar que se gire dinero que no debe serlo, recordó en una conferencia de prensa.

Dinamarca completa el trío que lidera la lista con los mismos reproches. Debe restituir 11,5 millones de euros.

Los otros países afectados son Francia, Bélgica, Alemania, Irlanda, Grecia, España, Italia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Eslovenia y Finlandia.