7 febrero, 2012
 Costa Rica vende a la Unión Europea jugos de piña, entre otros. | ARCH.
Costa Rica vende a la Unión Europea jugos de piña, entre otros. | ARCH.

Los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) discuten una nueva normativa que impactaría las ventas latinoamericanas –entre ellas las de Costa Rica– de jugos naturales y concentrados de frutas.

Esta medida, que fue aprobada recientemente por el Parlamento europeo, prohíbe añadir azúcar a estos productos.

También exige a los importadores locales indicar en las etiquetas la cantidad de aditivos, como, por ejemplo, el uso de mandarinas en los concentrados de naranja, y que sirven para resaltar el sabor y color de la bebida.

“Es importante que las empresas nacionales consideren cuidadosamente la utilización de los azúcares y de otros productos, pues esto será regulado de una manera estricta por la nueva normativa”, explicó Francisco Gamboa, gerente de Inteligencia de Mercados de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Datos aportados por la entidad indican que en nuestro país hay siete empresas que venden jugos y concentrados de frutas naturales al Viejo Continente, por montos superiores a los $11.000, cada una.

Arley Carpio, gerente de Exportaciones de Fructa S. A., con sede en Siquirres, comentó que esta empresa exporta al bloque europeo el 95% de su producción de jugo de piña “totalmente natural”.

“Nosotros tomamos la piña, la procesamos para extraer su jugo y se empaca de manera aséptica y, sin ingredientes adicionales, se envían a Europa. Es totalmente natural”, puntualizó.

En el 2011, nuestro país vendió al bloque europeo $73 millones en jugos y concentrados de frutas. Los principales países compradores son Alemania y Francia.