6 septiembre, 1999

La compañía estadounidense Ston Forestal fue adquirida por un grupo de socios costarricenses, quienes continuarán con los planes de producción maderera en la zona sur e incluso pretenden reiniciar sus exportaciones.

La noticia fue confirmada por dos de los nuevos dueños, Gustavo Morales (quien además funge como gerente general) y Juan Pastora. Ambos revelaron que la transacción se finiquitó el pasado 26 de agosto.

La empresa llegó al país en 1989 y en este momento tiene una plantación forestal de 15.000 hectáreas en los cantones de Osa, Corredores, Golfito, Aguirre y Buenos Aires de Puntarenas. Su principal producto es la melina, un tipo de árbol del cual se extraen astillas que se utilizan en la fabricación de papel.

La compañía pertenecía en un principio a la estadounidense Ston Container Corporation, la cual se fusionó con su similar Jefferson Smurfit Corporation. Ambas crearon la firma Smurfit Ston Container.

A raíz de esta alianza, los nuevos dueños decidieron darle empuje a las plantaciones de un tipo de madera que se utiliza para fabricar empaques de cartón y pusieron en venta el resto de las operaciones, entre ellas, las que se ubican en América Latina.

Desde ese momento -relató Morales- empezaron a recibir ofertas para la adquisición de Ston Forestal y fue cuando él y nueve inversionistas más (incluyendo un grupo financiero) decidieron comprar la compañía. El ejecutivo no quiso revelar el monto de la transacción.

Como primer objetivo, Ston pretenden ampliar las plantaciones forestales, para que el número de hectáreas en producción llegue a las 18.000.

Pastora comentó que la venta se hizo a través del traspaso del 100 por ciento de las acciones y que la razón social de la empresa se mantendrá. Agregó que cumplirán con todos los compromisos que tienen con sus clientes.

Otras empresas

Los ejecutivos comentaron que una de sus metas para el próximo año es la de aliarse con una compañía industrial, que les ayude a sacar más provecho de su producción maderera. En este momento, la empresa fabrica 400.000 toneladas anuales de producto.

Hasta ahora, la compañía produce madera en trozos, madera aserrada (para la producción de muebles), así como de astillas de melina. Igualmente, ofrecen servicios de plantación y manejo de plantaciones forestales.

En los últimos diez años las inversiones realizadas por la empresa suman $41 millones.

Morales indicó que gracias a su producción, hace varios meses se instaló en el país una fábrica productora de lápices de la compañía internacional Faber Castell. La instalación -que tiene el nombre de Maderín Eco- cuenta con 200 empleados.

Asimismo, anunció que hay dos compañías interesadas en tener una operación en el país para fabricar productos forestales, una de las cuales es extranjera.

Sobre este tema, hace dos días la compañía CMC Group anunció un plan agresivo de producción forestal en la provincia de Limón (vea recuadro aparte).

En cuanto a sus exportaciones, Morales dijo que últimamente el mercado internacional de astillas ha tenido un repunte, por lo que buscan contratos de largo plazo para regresar a la venta de ese producto.

También indicó que tienen conversaciones con algunos empresarios de Estados Unidos para comenzar sus colocaciones de madera aserrada.

Morales dijo que con la compra de la empresa piensan aumentar la cantidad y la calidad de su producción.