Economía

Proyecto tico gana concurso centroamericano de iniciativas contra el desperdicio de alimentos

La propuesta BioEmpaques desarrolla empaques alternativos al plástico, 100% biodegradables

La iniciativa costarricense BioEmpaques recibió un premio de $10.000 luego de ser elegida como uno de los tres proyectos ganadores del concurso Sin Desperdicio Centroamérica, promovido por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La propuesta tica desarrolla empaques alternativos al plástico, 100% biodegradables, con el propósito de reducir el desperdicio de alimentos y el consumo de plástico de un solo uso, para alargar la vida útil de hortalizas, frutas y vegetales sin contaminar el planeta.

En estos empaques, las frutas, verduras y hortalizas no se deshidratan, no tienen contacto con el aire ni humedad relativa, lo que ayuda a que mantengan los compuestos que dan su sabor.

De acuerdo con los creadores, de esta forma hay más posibilidad que se usen los alimentos en su totalidad y que no se boten, desperdicien ni se pudran.

El concurso fue organizado por el BID en coordinación con todos los socios de la plataforma #SinDesperdicio y los aliados locales, como la Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación (Crusa).

“Al involucrarnos en el concurso Sin Desperdicio Centroamérica vimos la oportunidad de reunir y poner a trabajar de manera comprometida mentes creativas para encontrar soluciones colaborativas e innovadoras, para atender una problemática tan relevante como la pérdida y el desperdicio de alimentos.

“La alta participación y calidad de las propuestas participantes reflejan el interés y compromiso por dar soluciones innovadoras a este tipo de desafíos”, comentó Flora Montealegre, delegada ejecutiva de Fundación Crusa.

Por su parte, el representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Costa Rica, José Ramón Gómez, comentó que esta competencia surge de una preocupación por la inseguridad alimentaria en la región.

“Las pérdidas de alimentos en América Latina y el Caribe pueden llegar al 12% de la producción total, unos 220 millones de toneladas al año, esto en un contexto donde 42 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria severa, situación que ha empeorado por la crisis sanitaria.

“Con el desafío Sin Desperdicio Centroamérica buscamos brindar soluciones innovadoras, escalables y con impacto para ayudar en la reducción de las pérdidas y desperdicios de alimentos en Centroamérica y República Dominicana”, puntualizó Gómez.

La Fundación Crusa comunicó que BioEmpaques y las otras dos propuestas ganadoras obtuvieron capital semilla e incubación personalizada.

Otra de las inactivas premiadas fue Agro360, de República Dominicana, una propuesta de inteligencia artificial y sensores que predice y detecta de manera temprana enfermedades agrícolas.

El tercer proyecto galardonado fue Random Impact, de Guatemala, que impulsa la producción de proteína animal a base de insectos alimentados con desperdicios orgánicos.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.