Por: Agencia AFP.   12 marzo

Bruselas y Washington. La Unión Europea (UE) y Estados Unidos se lanzaron fuertes críticas, este lunes 12 de marzo, por la imposición de barerras arancelarias.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, aseguró que la UE no tiene "miedo" de los "matones" proteccionistas, en un momento en que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenaza con aumentar los aranceles a los productos siderúrgicos europeos.

Por su parte, Trump calificó de "injustos" los impuestos europeos a la agricultura y manufactura estadounidense.

Malmström cuestionó desde Bruselas, Bélgica, que el comercio se use como un arma para amenazar e intimidar a la UE.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström (al centro), aseguró que la UE no tiene
La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström (al centro), aseguró que la UE no tiene "miedo" de los "matones" proteccionistas. Foto: AFP.

La Comisionaria también anunció la voluntad de la UE de apoyarse en los países con los que tiene un acuerdo de libre comercio o está en fase de negociación, como Canadá, Japón, México o los países del Mercosur, para enfrentar el proteccionismo y "defender un comercio abierto, que beneficia a todos".

Desde que Trump anunciara el aumento de los aranceles hasta un 25% para el acero y hasta un 10% al aluminio, que deben entrar en vigor la próxima semana, la UE intenta que Washington exonere de esta medida a las exportaciones europeas como hizo con México y Canadá.

"Somos estrechos aliados de Estados Unidos. La UE debería estar exenta", reiteró el vocero de la Comisión Europea, Enrico Brivio.

Por su parte Trump detalló, en un nuevo tuit, que su secretario de Comercio, Wilbur Ross, discutiría con representantes europeos sobre la eliminación de importantes barreras aduaneras y aranceles que se aplican contra Estados Unidos.

"Es injusto para nuestra agricultura y nuestro sector manufacturero", agregó el mandatario.

Trump reiteró sus acusaciones de que la Unión Europea obstaculiza la importación de productos estadounidenses, pese a la ofensiva que lanzó para limitar las importaciones de acero y aluminio.

De confirmarse las tarifas para el acero y el aluminio, los europeos ya prepararon una estrategia de respuesta, que pasa por aumentar los derechos de aduanas a productos emblemáticos estadounidenses, así como por la adopción de medidas de salvaguardia para proteger la industria siderúrgica europea.