Marvin Barquero. 1 septiembre
Sir Simon MacDonald, subsecretario permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. Foto: John Durán
Sir Simon MacDonald, subsecretario permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. Foto: John Durán

De visita en Costa Rica para promover las relaciones comerciales y políticas, Sir Simon McDonald, subsecretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido y jefe del servicio diplomático de la Cancillería británica, aseguró que el Acuerdo de Asociación conseguido con Centroamérica es un “símbolo”.

Así lo reconoció luego de resaltar que dicho acuerdo, logrado en el contexto de la salida de su país de la Unión Europea (UE), tiene mucha importancia en sí mismo, por la relevancia comercial y política de Costa Rica y la región. El pacto con el Istmo, cerrado el 18 de julio pasado y que debe ser aprobado en la Asamblea Legislativa, es un “símbolo” o ejemplo para lo que se puede hacer son otras regiones del mundo, declaró McDonald.

También consideró de mucha relevancia la cooperación que se puede lograr entre los dos países en materia del cambio climático, así como en inversiones en las áreas del sector médico (manufactura), en bebidas y alimentos, en el sector automotriz y en ingeniería de alto nivel.

Aquí un extracto de la entrevista concedida el 23 de agosto pasado.

– ¿Por qué firmar un acuerdo de asociación con una región de poca importancia relativa, en particular en lo comercial?

– Bueno, a mí me interesa muchísimo esta región, porque Centroamérica fue una de las áreas del mundo que fue un responsabilidad para la Oficina de Asuntos Exteriores. Hay otros ministerios que están trabajando con otras partes del mundo. Entonces, tenemos nuestro departamento de Comercio Internacional, pero la Oficina de Asuntos Exteriores fue la escogida para ocuparse del tema de Centroamérica.

”Creo que (el acuerdo) en sí mismo es importante porque Costa Rica y Centroamérica son socios comerciales importante del Reino Unido.

”Acabo de desarrollar con hombres de negocios para conocer acerca de la amplitud de los nuevos negocios que estamos desarrollando ahora con Costa Rica. Por ejemplo en el sector médico, en bebidas y alimentos, en el sector automotriz y en ingeniería de alto nivel. Todo esto se esta desarrollando muy bien ahora y también sé que Costa Rica es el principal productor de piñas para el Reino Unido. Entonces, la parte agrícola también es muy importante para Costa Rica.

– Pese a eso, la participación relativa del comercio es muy baja, ¿qué otra relevancia tiene el pacto?

– Este acuerdo es importante en si mismo, pero además, como símbolo, porque es uno de los primeros que hemos logrado y el mensaje es que lo podemos hacer siempre que tengamos socios dispuestos como Costa Rica. Yo espero que otras regiones del mundo vean lo que estamos haciendo acá en Costa Rica y en Centroamérica.

– ¿Cómo queda el sector agrícola, el más relevante para las exportaciones costarricenses al Reino Unido?

– La continuidad es lo principal. Y creo que eso es muy bueno para Costa Rica en realidad. Porque los británicos exportamos a Costa Rica mucho menos de lo que importamos. Creo que es de cinco a uno la proporción a favor de ustedes. Este acuerdo lo que hace es permitir continuar con eso. Sabemos que eso es bueno para nuestra economía y es bueno para ustedes.

– ¿Cuáles áreas de interés detectó entre los dos países?

– Ya Costa Rica es un país que está bien, es un país con una economía que está desarrollada. Yo lo que veo es una economía que está subiendo en la cadena de valor. En el pasado se enfocaba más en agricultura y textiles, ahora se enfoca más en ingenierías especializadas y en servicios. Y estos son factores esenciales para la economía y ahí yo veo áreas donde podemos trabajar juntos. Entonces, la inversión británica en Costa Rica definitivamente crecerá en los próximos años.

– ¿El acuerdo incluye algo en el tema de cooperación, como lo tiene el pacto con la Unión Europea?

– Es correcto; la relación con la UE no solo era de comercio. La relación también buscaba las partes políticas y el desarrollo. A nosotros también nos interesan esas áreas. Yo sé que Costa Rica es un país rico, entonces muchas de las disposiciones que eran de desarrollo no se aplican por ello en Costa Rica.

– ¿Como se percibe la situación en Reino Unido ante la posibilidad de un Brexit sin acuerdo?

– El Brexit es la principal preocupación en el Reino Unido en este momento. Nuestro nuevo Primer Ministro, Boris Johnson, es muy claro: El Reino Unido debe salir (de la UE) el 31 de octubre. Ya tenemos fecha, pero La principal preocupación es cómo salimos. Debemos pensar en la posibilidad de salir sin acuerdo y eso es lo que mi ministerio está haciendo, al igual que otros ministerios. Creo que el Reino Unido puede soportarlo o enfrentarlo y que hará sus preparaciones esenciales.

– ¿Cuál fue el objetivo de su visita a Costa Rica?

– Hay tres áreas para trabajar juntos. La primera es relaciones bilaterales y relaciones políticas, en la cual la parte de socios comerciales es un aparte muy importante. El contexto político regional es de gran importancia. Voy a hablar sobre Venezuela con colegas costarricenses.

”La segunda área son los temas globales o planetarios. Creo que sobre todo estamos hablando de cambio climático y está área es una en la que podemos trabajar muy de cerca juntos porque ambos estamos muy comprometidos en llegar a cero emisiones de carbono en el 2050.

”La tercera de las áreas son los desafíos domésticos comunes que todos los países tienen. Todos los países tienen problema con el equilibrio entre el sector público y el privado, en todos lo países hay desafíos acerca de una sociedad que envejece y cómo darle su sistema de seguro social, hay problemas de infraestructura y de reemplazo de la infraestructura.

- ¿Cómo se percibe a Costa Rica en el mundo?

- Costa Rica se ve en el contexto mundial como un modelo. El aspecto que más se conoce es que no hay ejército, con lo cual desde hace 70 años estaba viendo el futuro y cómo sacar provecho de los recursos públicos limitados.