Óscar Rodríguez, Agencia AFP. 13 junio
La FED, dirigida por Jerome Powell, elevó las tasas de interés por el incremento del empleo y el ritmo sólido de aumento de la economía estadounidense. Foto: AP.
La FED, dirigida por Jerome Powell, elevó las tasas de interés por el incremento del empleo y el ritmo sólido de aumento de la economía estadounidense. Foto: AP.

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED, por su siglas en inglés), anunció un aumento en sus tasas de interés que las llevó hasta un rango de entre 1,75 % a 2%.

Así lo informó la entidad este miércoles 13 de junio, mediante un comunicado posterior a la reunión de dos días de su comité de política monetaria.

La FED, dirigida por Jerome Powell, fundamentó la decisión en que el "mercado laboral estadounidense sigue fortaleciéndose y la actividad económica aumenta a un ritmo sólido".

En marzo anterior, la entidad monetaria de EE. UU. subió sus tasas desde 1,50% a 1,75%.

Se trata de la séptima alza desde la salida de la política monetaria de tasa cero de fines de 2015 que había sido adoptada para sostener la reactivación luego de la crisis financiera.

Esta decisión sugiere que el costo del crédito para automotores, inmobiliario y otros préstamos acordados por los bancos a los consumidores podría aumentar próximamente.

La FED prevé también otros dos ajustes de aquí a fin de año, uno más que lo proyectado hasta ahora, visto el ritmo inflacionario, levemente más rápido que lo esperado.

El banco central destaca que el consumo de los hogares, motor de la primera economía mundial, se aceleró y que las inversiones de las empresas continúan creciendo "fuertemente".

El comunicado de la Reserva Federal no menciona el estímulo presupuestario masivo acordado por la administración del presidente Donald Trump, ni la tensión con los socios comerciales de Estados Unidos.

Inflación y desempleo

Luego de que la inflación alcanzara, en los dos últimos meses, el objetivo de 2% que la FED estima benéfico para la economía, el entidad monetaria reiteró que aceptará un objetivo "simétrico" de inflación, lo cual significa que tolerará que los precios aumenten algo por encima de ese nivel.

La entidad prevé ahora una aceleración a 2,1% este año contra 1,9% estimada en marzo. La inflación debería mantenerse en ese nivel en 2019.

El banco central también se muestra más optimista en el frente del empleo, con una tasa de desempleo en 3,6% este año (-0,2 punto comparado con su anterior previsión) y 3,5% en 2019 (0,1 puntos porcentuales menos).

"La creación de empleo ha sido importante en promedio en los últimos meses y la tasa de desempleo declinó. Datos recientes sugieren que el crecimiento de los gastos de los hogares se incrementaron mientras que las inversiones fijas de las empresas continuaron creciendo fuertemente", informó la Reserva Federal.

En el caso de la producción, la entidad proyectó un incremento de la economía estadounidense de 2,8% este año y 2,4% en el 2019.