Óscar Rodríguez. 22 octubre
Alberto Dent, nuevo presidente del Conassif. Foto: Alonso Tenorio.
Alberto Dent, nuevo presidente del Conassif. Foto: Alonso Tenorio.

Alberto Dent, exministro de Hacienda, regresa a la presidencia del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), en un momento de incertidumbre económica y de fuertes discusiones en materia de regulación financiera.

Una de ellas son los cambios legales propuestos al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP) – como la posibilidad de hacer el retiro total de los recursos– donde Dent califica de “irresponsables” algunas de las propuestas que se analizan en la Asamblea Legislativa.

El nuevo presidente del Consejo (fue nombrado el pasado 16 de octubre), atendió a La Nación vía telefónica. Durante la conversación recalcó que su objetivo será mantener la estabilidad en el sistema financiero costarricense y tomar decisiones prudentes ante retos que adquirieron mayor relevancia en días pasados, como el sobreendeudamiento de las personas.

¿Cuál es su opinión sobre las reformas al ROP que se tramitan en la Asamblea Legislativa?

– Todas las propuestas hechas para reformar al ROP son inaceptables. Es como preguntar a las personas si les interesa llevarse el dinero. Obvio que dirán que sí. Pero, ¿qué va a pasar en un año cuando se queden sin plata?

“No queremos encontrarnos en el futuro un grupo de costarricenses que vienen y le tocan la puerta al Gobierno y dicen: mire, me estoy muriendo de hambre. El Gobierno no podrá decirles: ustedes se mueren de hambre porque gastaron la plata.

“Están dándole una oportunidad a la gente para que coja un montón de plata, no para ahorrar, sino para gastar. Eso no se vale”.

¿Será vehemente frente a los diputados sobre este riesgo?

– Es un acto irresponsable y así se los diré. No es algo que valga la pena hacer, costó tantos años montar un sistema de pensiones complementarias...

“Ahí hay plata guardada para la vejez de un montón de gente, lo peor es quitarla en este momento por las razones que sean. ¿Quién resolverá el problema de aquí a 10 o 15 años?”.

¿Le ha faltado más firmeza a la Superintendencia de Pensiones y al Consejo en la defensa del sistema de pensiones complementarias?

– De mi parte, seré absolutamente claro. La reforma planteada al ROP es totalmente irresponsable. Es echar a la borda un proyecto que costó mucho, ha servido de mucho y servirá mucho a futuro.

¿Es posible valorar si la forma en que se calcula la pensión complementaria puede mejorarse, sin desarmar el régimen?

– Con todo lo que sea mejorar no tengo ningún problema. Lo que no quiero es que se tomen medidas que se puedan llevar por delante a una generación que, en vez de vivir 20 años luego de jubilarse, vivan 35 años y se vean arruinados.

“La normativa no debe variarse para atender necesidades específicas de una persona o de sectores. La normativa debe estudiarse para mantener en condiciones iguales todo el sistema. Las reglas de juego deben ser iguales en todo el sistema”. Alberto Dent, presidente de Conassif.

Usted llega al Conassif en un momento en que la actividad económica es débil; donde se crearon medidas para impulsar el crédito y donde el Gobierno impulsa un plan para atender a personas sobreendeudadas. ¿Cómo impulsar la economía sin poner en riesgo la estabilidad del sistema financiero?

– Como se ha hecho siempre. Con mucha cautela. El hecho que hayan necesidades en un momento dado no quiere decir que tengo que salirme de los principios básicos que dan sostenibilidad al sistema.

“Si hay alguna entidad con necesidades específicas hay que buscarle una solución y la entidad tiene que ser lo suficientemente prudente para poder manejar los temas”.

– ¿En cuál área cree que deba trabajarse más; en banca, pensiones, valores o seguros?

– Necesitamos mantener un sistema financiero estable. La activación de la economía no necesariamente depende de medidas que el Conassif pueda tomar. Ese no es el papel del Conassif. Su papel es analizar las medidas que otros quieren tomar para estar seguros que son prudentes.

“Al puro final, lo que necesitamos es no entrar en una situación en donde pongamos en crisis o duda la solvencia del sistema financiero.

"Pretendemos oír con mucho cuidado todas las ponencias que cada entidad de Gobierno haga, y hacerle ver a ellos qué es prudente y qué no es prudente”.

¿Qué la pareció la directriz de salvamento a deudores propuesta por el Gobierno?

– Sobre eso no opino. Parte importante para nosotros es no opinar de temas que no nos afectan. Es un tema de cada banco. Cada banco tiene necesidades o prioridades diferentes y si alguno, en algún momento dado, encuentra que el cumplimiento de la directriz requiere algún cambio en la parte normativa, pues tendrá que venir a tocarnos la puerta para ver si es factible o no.

¿Cómo puede colaborar el Consejo en medidas para enfrentar el sobreendeudamiento de las personas?

– La normativa no debe variarse para atender necesidades específicas de una persona o de sectores. La normativa debe estudiarse para mantener en condiciones iguales a todo el sistema. Las reglas de juego deben ser iguales en todo el sistema.

“La información que tenemos es que existe un endeudamiento muy importante sobre todo en lo que es crédito comercial y tarjetas de crédito. Es, desafortunadamente, el crédito más caro.

“Conviene que cada persona que se ha metido en una situación así pueda tocarle la puerta a cada banco y buscar ayuda. Si el banco puede ayudar y son montos que el banco está dispuesto a manejar, no debería haber ningún problema con la normativa actual”.