Patricia Leitón.   28 marzo
BAC San Jose en el centro comercial Multiplaza Escazú. Los ahorrantes podrían tener una reducción en sus rendimientos a futuro. Foto: Archivo.

La reducción que realizó, el jueves 28 de marzo, el Banco Central de la tasa de política monetaria, de 5,25% a 5%, tardará en llegar al sistema financiero y por lo tanto a los clientes, según estimaron banqueros y economistas.

La tasa de política monetaria es de referencia; es la tasa que el Banco Central considera que es coherente con el costo de la liquidez, en un momento dado y se espera que tenga impacto en el resto de tasas.

Mediante un comunicado la entidad explicó que la reducción obedece a que existen más presiones a la baja en la inflación, que al alza, en un momento donde el crecimiento de los precios está por debajo de la meta de la autoridad monetaria, que es entre 2% y 4%.

En teoría, la reducción en la tasa incentiva el consumo y con ello se genera una mayor presión sobre los precios de los bienes y servicios.

Ver más!

No obstante, los banqueros consideran que hay algunas dificultades para que dicho ajuste se traslade con rapidez al resto de tasas, especialmente lo que suceda con el financiamiento de los gastos del Gobierno, pues si no consigue recursos externos continuará presionando el mercado interno.

“(La decisión del Banco Central) va a influir en las tasas de corto plazo; si tendrá o no efecto de reducir las de largo plazo dependerá de las expectativas de los inversionistas sobre el perfil de riesgo del Gobierno Central y la inflación” comentó Reinaldo Herrera, director corporativo de Finanzas del Banco Nacional.

Para Gabriel Alpízar, gerente de Tesorería del Banco de Costa Rica el mecanismo de trasmisión no es inmediato ya que los instrumentos empleados para la captación tienen un plazo definido y conforme van venciendo se van renovando a la nueva tasa que el mercado pacta.

“Los depósitos a la vista sí deben de reflejar menores tasas (...) más rápido que los certificados de depósito a plazo”, dijo Alpízar.

Añadió que las tasas activas (las que los intermediarios cobran por sus créditos) son más reacias a la baja ya que hay costos fijos, que no han cambiado, como el encaje mínimo legal (porcentaje de captaciones que pide el Banco Central a las entidades), eficiencia operativa (planilla, arriendos, gastos administrativos), exigencias de capital, niveles de riesgos de las contrapartes y otros componentes que forman parte de la estructura que se cobra a los deudores.

Por su parte, Alejandro Gómez, director de Tesorería de Scotiabank, estimó que el impacto se podría sentir en un periodo de entre ocho y 12 meses.

“Es de esperarse que los movimientos en la tasa de política monetaria se reflejen en las tasas de interés del sistema financiero en un plazo entre ocho y 12 meses, siempre y cuando el Gobierno también acompañe este descenso en los costos de financiamiento”, manifestó Gómez.

El Gobierno solicitó a la Asamblea Legislativa permiso para conseguir financiamiento en el exterior, lo cual, alega, resultaría más barato; no obstante, los diputados tienen objeciones el plan.

Ver más!

Rudolf Lucke, investigador del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica, comentó que con esta decisión el Banco Central apuesta a que Hacienda logra la emisión de eurobonos y se desaparecen, al menos por este año, las expectativas de aumento en tasas de interés domésticas.

El economista José Luis Arce , por su parte, consideró que los efectos de las medida se podrían percibir probablemente de seis a nueve meses hacia adelante.

"Uno esperaría que algún efecto tenga, especialmente en los mercados de corto plazo, de liquidez, pero es probablemente una medida que va a tener que acompañarse de otras cosas, especialmente me parece a mí en el campo fiscal en términos de financiamiento, como para poder ser apoyada y, en general, reflejarse en una reducción más sostenida en las tasas de crédito, y sobre todo en una reactivación del crédito hacia el sector privado que ha estado literalmente estancado ya casi por un año”, explicó Arce.

El economista Luis Liberman tampoco prevé un impacto importante en el mercado.

“25 puntos básicos no creo que tenga un impacto significativo sobre las tasas en el mercado, particularmente cuando el Gobierno está pagando tasas mucho mas altas que los bancos”, expresó Liberman.

Colaboró el periodista Esteban Ramírez.