Patricia Leitón.   29 mayo
Se espera que con el retiro del Gobierno del mercado doméstico quede más crédito disponible para que el sector privado produzca. Foto de la oficina de crédito del Banco Nacional. Fotos de Diana Méndez

El dictamen que recibió el proyecto de ley de los eurobonos por parte de la Comisión de Asuntos Económicos, por $1.500 millones en lugar de los $6.000 millones que solicitó el Gobierno, quitaría presión, al menos por este año, a las tasas de interés internas y el precio del dólar.

Así coincidieron economistas y empresarios consultados por La Nación, este martes 28 de marzo, luego de conocerse la propuesta avalada por los diputados. Sin embargo, donde hay discrepancias es si con la captación de estos recursos el Ejecutivo podrá sustituir deuda cara por otra más barata.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, informó de que con estos recursos, más los $500 millones del contrato con la Corporación Andina de Fomento ($400 millones netos, por el aporte de capital que debe efectuar el país); más los $350 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo, estarían cubiertas las necesidades de financiamiento del segundo semestre del 2019, por lo que Hacienda se saldría del mercado interno.

El economista Douglas Montero, comentó que con estos recursos el Gobierno estaría más que sobrado este año y por lo tanto las tasas de interés deberían ajustarse a la baja, si los bancos no aumentan su margen de intermediación (entre las tasas para ahorros y para préstamos).

“Estos recursos nos permiten ir al segundo semestre con menos presión en el mercado interno. No nos permite ir más allá de eso. Las necesidades de financiamiento del año 2019 recuerde que eran impresionantes...”. Rocío Aguilar, ministra de Hacienda.

El Banco Central, por su parte, emitió este martes 28 de enero, un comunicado donde explica cómo se administrarán los recursos y aseveró que no tendrán efectos directos en el tipo de cambio, aunque sí podría tener efectos indirectos bajo algunos escenarios.

La autoridad monetaria señaló que la baja en las tasas de interés internas que traería la colocación de los eurobonos, unida a la mejora en la situación fiscal y la confianza de los agentes económicos tendrían efectos favorables sobre la reactivación económica y la generación de empleo.

No obstante, para el economista Dennis Meléndez, no necesariamente una reducción en las tasas de interés ayudarían a la reactivación económica.

“De acuerdo con lo que hemos visto, tasas de interés no son el principal detonante. Hay otros costos que están presionando, como precios de electricidad y combustibles, impuestos y costo de la mano de obra”, comentó Meléndez.

#related
Deuda cara por barata

Además de permitirle a Hacienda dejar de presionar el mercado interno, otro de los efectos esperados de los eurobonos es que los recursos se logren conseguir con intereses más bajos respecto a los que se pagan actualmente.

“La autorización legislativa para emitir bonos de deuda externa permitiría al Gobierno financiarse en condiciones más favorables (en particular, a tasas de interés más bajas), y reducir presiones sobre los mercados y las tasas de interés internas”, señaló el Banco Central en su comunicado.

Meléndez considera que podrían presentarse dos escenarios: uno en el que los compradores de eurobonos vean muy difícil que en los siguientes años se aprueben nuevas emisiones de deuda externa, lo que podría complicar la situación interna, y esto los haga ver más riesgoso el país, y pedir tasas más altas.

“Pero también puede suceder que ante esa circunstancia muchos amantes del riesgo apuesten por obtener tasas muy buenas que podrían no repetirse”, añadió.

Para Meléndez el segundo escenario es menos probable, pero Montero no lo considera así.

Montero argumentó que los bonos llamados “basura” que es donde califican los costarricenses son los más han subido en los últimos seis meses y hay fondos que se dedican a comprar bonos de este tipo.

Efectos en el dólar

El Banco Central explicó, en su comunicado, que el ingreso de divisas asociadas a las colocaciones de deuda externa no afectarían el precio del dólar de manera directa pues, en primera instancia, el Gobierno depositaría esos recursos en el Banco Central, sin que deba acudir al mercado cambiario.

“Si el Gobierno utilizara esos recursos para hacer frente a pagos en divisas, se cancelaría el impacto sobre las Reservas Monetarias Internacionales. Si, por otra parte, los necesitare para hacer frente a pagos en moneda nacional, vendería entonces las divisas al Banco Central y recibiría colones a cambio”, señala el Banco Central.

La entidad aclaró que si eso implicara una menor presencia del Banco Central en el mercado cambiario para satisfacer necesidades de divisas del sector público o si las reservas se alejaran del rango prudencial (entre 11% y 15% del producto interno bruto), entonces sí podría haber un efecto indirecto sobre el tipo de cambio.

Además, señaló, que el Banco Central utilizaría de forma activa sus instrumentos de política monetaria en caso de preverse algún impacto inflacionario asociado a este financiamiento externo que amenazare con llevar a la inflación, en un horizonte de 18 a 24 meses, por encima del rango meta del Banco Central.

En todo caso, las cámaras de exportadores y turismo manifestaron este martes que esperan que la autoridad monetaria neutralice los efectos de los eurobonos sobre el tipo de cambio.

Entrevista
Rocío Aguilar: ‘Eurobonos, CAF y BID permiten a Hacienda salirse del mercado doméstico’
Rocío Aguilar, ministra de Hacienda. Foto: Rafael Pacheco

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, explicó el martes 28 de mayo que con los recursos de los eurobonos y los préstamos externos que aprobaría la Asamblea Legislativa, el Gobierno podría retirarse de captar en el mercado interno en el segundo semestre del 2019, pero para el 2020 el tema del financiamiento de los gastos del Gobierno no está resuelto.

– ¿Cómo ve la aprobación de $1.500 millones de eurobonos?

– Para los efectos de este año, eso era lo que estaba presupuestado, esto más CAF (el contrato con la Corporación Andina de Fomento), más BID (crédito con el Banco Interamericano de Desarollo), nos permite sustituir deuda interna por externa. Nos resuelve el corto plazo. Ojalá a través de moción se pueda elevar ese monto.

"Segundo, que podamos avanzar con otro proyecto para que nos de una cobertura de más años y ahí básicamente recordemos que algunas de las preocupaciones de las calificadoras tenían que ver precisamente con el tema de cuán cubierto se iban a tener en el país los vencimientos fuertes que hay en los años siguientes; y lo otro siempre es el costo transaccional, a la hora que usted va a ir a contratar el banco de inversión, etcétera, no es lo mismo una contratación por un paquete más grande que por uno más pequeño, es posible que el costo unitario se nos eleve.

“Aquí lo que sí urge es que esa aprobación pueda caminar lo más rápido posible, se habló de la posibilidad de que yo me presente al plenario para cuando se estén valorando las mociones vía artículo 137 y por supuesto que con todo gusto lo haré”.

– Con los recursos de CAF, BID y eurobonos, y en marzo habían mencionado que tenían casi cubierto el primer semestre, tienen resuelto este año...

– El primer semestre ya lo cubrimos y estamos haciendo toda la gestión para el segundo. Hemos hecho cosas bien interesantes, los vencimientos a un año plazo han caído de manera importante, por decirle de 15% a un 10% porque hemos hecho canjes muy exitosos.

"Esperamos que este conjunto de buenas noticias, con un comportamiento estricto en gasto, nos permitan continuar en el proceso.

“Estamos formulando el presupuesto del 2020 que con la regla fiscal será prácticamente sin incremento, porque el límite de crecimiento de 4,67% que publicamos como límite de gasto corriente, básicamente lo absorben intereses”.

– ¿Con todos estos recursos les alcanzaría para cubrir, también, parte del siguiente año?

– No. Estos recursos nos permiten ir al segundo semestre con menos presión en el mercado interno. No nos permite ir más allá de eso. Las necesidades de financiamiento del año 2019 recuerde que eran impresionantes; el primer semestre lo cubrimos, ahora viene el segundo semestre. Eurobonos, CAF y BID lo que hacen es que le permiten a Hacienda salirse del mercado doméstico.

– El 2020 no está resuelto...

– El 2020 no está resuelto, por eso es que habría que tratar de que vía moción se puedan cubrir, yo diría, que lo deseable es tener al menos tres años, sobre todo el 2021 que es un año muy pesado y eso es lo deseable. Si lo que sale son $1.500 millones pues lo que habrá que proceder es a presentar de una vez el proyecto para los años venideros.