María Fernanda Cisneros. 6 agosto
A una semana de los 100 días del Gobierno de Carlos Alvarado, evento organizado por la Uccaep y llevado a cabo en el Hotel Real Intercontinental; 6-08-18; María Fernanda Cisneros
A una semana de los 100 días del Gobierno de Carlos Alvarado, evento organizado por la Uccaep y llevado a cabo en el Hotel Real Intercontinental; 6-08-18; María Fernanda Cisneros

Resolver el problema de las finanzas públicas es una tarea que acapara la principal cuota de preocupación del actual Gobierno, pero la lista de problemas que urgen atención va más allá.

La productividad, el desempleo y la sostenibilidad de la recaudación de impuestos con una población que envejece cada vez más, son otras de las piedras que encuentra la administración Alvarado Quesada para avanzar.

Estos temas fueron abordados en la actividad “A una semana de los 100 días”, realizada la tarde de este lunes 6 de agosto por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial (Uccaep), en el Hotel Real Intercontinental.

La agenda de este Gobierno inició encabezada por el déficit fiscal pero, ¿hasta cuándo se enfocará en esto, cuando hay otros problemas por abordar?

El telonero de la actividad fue Jorge Vargas Cullell, del Estado de la Nación, quien abordó los principales problemas que enfrenta el país actualmente con datos de este ente, previo al panel de discusión de la actividad que contó con la participación de representantes del actual gobierno y diputados.

“La verdadera agenda, la dura, la complicada no es este tema fiscal, sino todo lo que viene después”, afirmó Vargas Cullell.

El sector empresarial teme qué pasará después de la reforma fiscal y cuáles serán las prioridades del Gobierno luego de atender este problema.

La principal duda es cómo se reactivará la producción si el Gobierno no tiene dinero para inyectarle a la economía, así como cuáles serán los agujeros que dejará el proyecto fiscal.

“Hay cosas que se pueden hacer sin tocar los tiempos legislativos; simplificación de trámites, Setena, Senara, como reactivar el crédito, resolver el tema de informalidad, flexibilización de horas de la jornada laboral, reducción de costos para el inicio de microempresas”, afirmó el economista Luis Mesalles, quien participó en el conversatorio de cierre.

Se ha avanzado muy poco para lograr avances en esas áreas en estos casi 100 días de gestión y el tiempo apremia, explicó Mesalles, quien

Por su parte, Carlos Ricardo Benavides, de la fracción del opositor Partido Liberación Nacional (PLN) aseguró que ve señales contradictorias que deberían solucionarse para garantizar que se avanza en materia de productividad.

Ejemplificó que observa al Ministerio de Agricultura comandando el “no” a la Alianza del Pacífico y a una ministra de Comercio Exterior que comanda el sí. También, dijo que no ve claridad sobre el avance de la Ruta 27 y la carretera San José-San Ramón.

El representante del Gobierno de Carlos Alvarado se defendió y afirmó que hay una serie de áreas en las que sí se ha trabajado.

“No creo que se deba decir que no se ha trabajado. La lista de lo que no se ha hecho es grande pero es una lista acumulada de muchos años atrás que hay que ir cambiando”, manifestó Agustín Castro, viceministro de la Presidencia.

Políticos también en deuda

De entrada, el gasto crece a un ritmo más acelerado que el de la economía, y al de los mismos ingresos.

Esta tendencia se agrava al ver que la evolución del ciclo del índice mensual de actividad económica (IMAE) muestra que Costa Rica crece por debajo de su potencial.

Esta desaceleración afecta la recaudación. El impuesto de renta y el de ventas se desaceleran. Al mismo tiempo, la deuda continúa al alza y cada año – en los últimos tres años – se agregaron entre ¢2.000 millones y ¢2.500 millones de nueva deuda.

La solución no llega todavía y Vargas afirmó que el sistema político anterior no hizo la tarea.

“En las últimas administraciones no hubo congreso que aprobara más exoneraciones que las registradas en 2014-2018. Así que mientras se hablaba de contención del gasto, los diputados estaban muy ocupadas en (aprobar) exoneraciones fiscales”, afirmó este expositor.

La Asamblea Legislativa tardar hoy más de lo que tardaba hace 15 años, según los datos de Estado de la Nación.

Otro aspecto por abordar, y del que se habla poco, es la sostenibilidad de la recaudación. “Más allá del déficit fiscal inmediato, tenemos un problema de sostenibilidad”, afirmó Vargas Cullell.

A lo que se refiere Vargas es al bono demográfico fiscal. De ahora en adelante, en Costa Rica, la población que no paga impuestos empieza a crecer más que la gente que sí los paga.

Esto sucede porque la población del país envejece. Al igual que esto ha venido afectando el sector pensiones, también afecta la sostenibilidad de las finanzas públicas, indicó el expositor.

El cierre de la actividad estuvo a cargo del presidente de Uccaep, Gonzalo Delgado, quien afirmó que la Administración Solís Rivera fue muy irresponsable al no atender el tema fiscal y que al actual gobierno no le queda más que darle continuidad a este problema.

Delgado también destacó que la Asamblea Legislativa ha dado buenas señales, principalmente los partidos de oposición, al mostrarse dispuesta a colaborar con la agenda fiscal. Sin embargo, exaltó que espera que logren llegar a un acuerdo y que continúen con la aprobación de iniciativas que también ayuden al dinamismo económico.