Patricia Leitón. 24 diciembre, 2018

(Video) Opciones de financiamiento

El comportamiento de las variables económicas en el 2019 –como tasas de interés, tipo de cambio, inflación y el crecimiento económico– estarán muy ligadas a la forma en cómo Hacienda consiga el financiamiento para atender el alto déficit fiscal y pagar las deudas contraídas en años anteriores.

Para el próximo año, el Gobierno requerirá una cantidad de recursos aún más alta que la de este año, el mayor financiamiento registrado en los últimos 10 años, según la Dirección de Crédito Público del Ministerio de Hacienda.

Financiamiento 2019
Financiamiento 2019

De acuerdo con una exposición que realizó la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, en el Colegio de Ciencias Económicas, el pasado 27 de noviembre, para el próximo año las necesidades de financiamiento serán el equivalente a un 13,3% de la producción (unos ¢4,9 billlones) para cubrir un déficit fiscal que se estima en 6,5% de la producción y amortizaciones de deuda equivalentes a un 6,8% de la producción.

“Ese nivel de necesidades de financiamiento es inédito por lo que se espera que siga presentándose una fuerte presión sobre las tasas de interés en el mercado local”. Juan Carlos Pacheco, exdirector de Crédito Público del Ministerio de Hacienda y exviceministro.

Si bien el Gobierno cuenta con la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, la implementación de la misma llevará tiempo. Los primeros recursos que recibió Hacienda este año de dicha ley fueron los de la amnistía (que permite pagar deudas tributarias con algunos beneficios). Los tres bancos estatales aportarán ¢142.000 millones por esta vía.

De acuerdo con la Ministra, el financiamiento se obtendría de tres fuentes: el mercado interno, los eurobonos y los organismos internacionales.

“Vamos a seguir activos en el mercado interno y queremos con nuestros inversionistas que nos entendamos de mejor forma para el año 2019, para que nos permitan y colaboren en las necesidades de financiamiento”, dijo la ministra de Hacienda.

Los eurobonos están incluidos en en un proyecto de ley para solicitar al Congreso que el país pueda vender bonos en el exterior hasta por $6.000 millones, de los cuales se ofrecerían $1.500 millones por año en los primeros dos años y luego $1.000 millones por año por los siguientes tres años.

La posibilidad de conseguir recursos por esta vía enfrenta ahora un camino empinado debido a la rebaja en la calificación del Gobierno como deudor que hicieron las agencias Moody’s y Standard & Poor’s. Esta rebaja es una señal de mayor riesgo para los inversionistas al depositar sus recursos en el Gobierno, pero además algunas instituciones ni siquiera pueden invertir en países que tienen dichas calificaciones.

“Está, por otra parte, la participación de los bancos, con los que hemos hablado para que puedan hacer préstamos de apoyo presupuestario, donde esperaríamos una parte entre en el 2019 y otra en el 2020, del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial”, expresó la Ministra.

Factores que pueden influir
Factores que pueden influir
Primer semestre bajo presión

Para el exdirector de Crédito Público y exviceministro de Hacienda, Juan Carlos Pacheco y para el exministro de Hacienda, Francisco de Paula Gutiérrez, será difícil conseguir recursos externos en la primera parte del 2019, por lo que se espera que la presión de Hacienda sobre las tasas de interés continúe en la primera parte del próximo año.

“Es difícil proyectar una colocación de deuda externa en el primer semestre del próximo año por cuanto el proyecto de ley (eurobonos) requiere 38 votos para su aprobación, lo mismo que algún financiamiento concesional de los (organismos) multilaterales”, opinó Pacheco.

“La primera parte del año (2019), a mí me parece, que va a hacer una continuación de lo que estamos viendo ahora, la confianza no se recupera tan fácilmente (…) Las necesidades de financiamiento del Gobierno van a seguir siendo fuertes, habrá que ver, pasa el pago de las letras del tesoro y después en enero viene, salario escolar, y la economía todavía no está repuntando”, comentó Gutiérrez.

Las tasas de interés serían presionadas también por el incremento en los rendimientos en Estados Unidos, que obliga a hacer ajustes en Costa Rica para evitar salida de capitales.

Mientras Hacienda continúe captando en el mercado interno le quita recursos al sector privado para producir (estrujamiento) y además impide que las tasas bajen, lo cual golpearía el crecimiento económico y la posibilidad de generar más empleo. Además las tasas altas implican costos altos para los productores, lo cual dificulta bajar los precios.

Aguilar consideró que la presión de Hacienda sobre las tasas en el 2019 será ligeramente menor que en el 2018 porque con los canjes lograron mover parte de los vencimientos del 2019 y 2020, además, la amnistía y un presupuesto más ajustado, deberían de ayudar.

“La verdadera descompresión hacia el mercado local la lograremos en el momento en el que haya una autorización para que parte de esas necesidades se logren en los mercados internacionales”, comento Aguilar.

“Los grandes retos que vienen hacia adelante están en la implementación de la Ley de Fortalecimiento (….),darle un estrecho seguimiento a los proyectos de ley que quedaron rezagados (…) y la parte del financiamiento”. Rocío Aguilar, ministra de Hacienda.

En cuanto al tipo de cambio, las divisas obtenidas por el Ministerio de Hacienda al final del 2018 le permitieron bajar las presiones cambiarias que habían generado meses atrás cuando el Gobierno pasó de ser un oferente neto (vendía más dólares de los que compraba) a un demandante neto. Para el 2019, la presión en el mercado cambiario dependerá de cuántos préstamos en dólares logre obtener el Gobierno.

Segundo semestre podría variar

Según los especialistas, para el segundo semestre del 2019 el Gobierno podría haber conseguido la autorización legislativa para colocar eurobonos; no obstante, conseguir financiamiento externo tampoco será fácil por el alto déficit fiscal del país, el incremento en las tasas de interés internacionales y la rebaja en las calificaciones de deuda.

Por ello, tanto Pacheco como Gutiérrez coinciden en que el Gobierno debería enfocar sus esfuerzos en conseguir financiamientos a tasas concesionales con los organismos multilaterales.

Incluso, Gutiérrez considera que sería más interesante para el país acercarse al Fondo Monetario Internacional y explorar la posibilidad de un programa de ajuste, porque abriría mucho más el acceso a los fondos de las multinacionales y le daría al país más credibilidad en cuanto a la disciplina en el proceso de ajuste, lo cual también sirve para acceder otros fondos externos.

Si Hacienda logra obtener recursos externos, bajaría la presión sobre las tasas internas, lo cual ayudaría a la reactivación de la producción hacia finales del 2019, lo que hace prever a Gutiérrez que el 2019 será otro año de crecimiento lento.

“Yo veo la luz al final del túnel, pero no sé si es la salida, o es el tren de Incofer que viene”. Francisco de Paula Gutiérrez.

Según Gutiérrez, el entorno internacional tampoco ayudaría mucho en el 2019 por los conflictos entre Estados Unidos y China, Europa complicada, el nuevo Gobierno de México y en Centroamérica, que es un mercado importante para Costa Rica, Nicaragua sigue con su crisis y El Salvador y Guatemala enfrentarán elecciones el próximo año.

“Desde el punto del entorno internacional, es un entorno que sigue complicado con muchas incertidumbres, por ahí no nos va a ayudar mucho”, dijo Gutiérrez.