Patricia Leitón. 23 agosto
Rodrigo Cubero, nuevo presidente del Banco Central, brindó una conferencia de prensa este jueves 23 de agosto. Foto: Jhon Durán.
Rodrigo Cubero, nuevo presidente del Banco Central, brindó una conferencia de prensa este jueves 23 de agosto. Foto: Jhon Durán.

El nuevo presidente del Banco Central de Costa Rica, Rodrigo Cubero, anunció las tres prioridades que definirán su gestión: la consolidación del mantenimiento del régimen de metas de inflación, el fortalecimiento de la estabilidad financiera en Costa Rica y ayudar en el problema más urgente que tiene el país, que es resolver el desequilibrio fiscal.

El primer objetivo, explicó la mañana de este jueves 23 de agosto, implica orientar toda la política monetaria a alcanzar el objetivo de la inflación, y para ello se requiere aumentar la transmisión de la política monetaria, aumentar la flexibilidad del tipo de cambio y mejorar la información al público.

Enfatizó, en conferencia de prensa, que la mayor flexibilidad cambiaria será paulatina porque hay una vulnerabilidad importante de hogares y empresas con deudas en dólares e ingresos en colones.

Estos deudores, ante un aumento en el tipo de cambio, podrían tener problemas de pago y afectar también la estabilidad del sistema financiero, resaltó Cubero.

En materia de estabilidad financiera mencionó como tareas importantes la profundización de las herramientas prudenciales, tanto las macro como las micro.

Las macro tienen que ver con la estabilidad del sistema financiero y una serie de reformas estructurales que son parte de la agenda con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), recalcó el jerarca.

Cubero mencionó el proyecto de seguro de depósitos y los programas de fortalecimiento de la supervisión consolidada.

También anunció que considera importante integrar un protocolo de acciones en caso de una crisis financiera, no porque se espere, sino para estar preparado sobre cómo responder con diligencia, rapidez y eficacia, en caso de que se diera una crisis en el sistema o una institución que puede generar turbulencia en el sistema financiero.

“Me propongo seguir impulsando el desarrollo financiero del país”, dijo.

Citó como ejemplo la modernización de los medios de pago y facilitar la bancarización para que los sectores más pobres de la población pueden tener acceso.

Sobre el problema fiscal, dijo que el Banco Central puede ayudar con una cercana colaboración con el Ministerio de Hacienda en las subastas y el papel del Banco Central como guía y faro de la discusión de la agenda económica.

Problema fiscal

El presidente del BCCR mostró su preocupación por los recientes cambios en el proyecto de ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que le pueden diluir los recursos que genera. Explicó que el Banco Central no tiene las herramientas para resolver el problema fiscal, pero puede aportar en el debate.

“Es importante que los diputados estén conscientes de que el debilitamiento de ese esfuerzo de ajuste fiscal no es sino posponer el ajuste que se va a tener que dar, este ajuste lo podemos hacer de forma ordenada, bien pensada, que incluya tanto ingresos como gastos, pero si no lo hacemos de manera ordenada, y diluimos ese paquete fiscal, eventualmente los mercados nos van a obligar a hacer el ajuste”, señaló Cubero.

Explicó que si el ajuste no se hace de forma ordenada, de pronto lo que ocurre es que se desploman los salarios reales, con altas tasas reales de inflación, con una enorme incertidumbre, que genera una caída de la inversión.

Añadió que ya Costa Rica vivió esta situación en los años 80, cuando las tasas de inflación llegaron por encima del 100%.

“Insto a los señores diputados y señoras diputadas para que no diluyan el proyecto porque la situación es muy difícil, si no hacemos el ajuste, el ajuste nos lo van a obligar los mercados de forma muy violenta”, comentó.

Añadió que una lección muy triste de los años 80 fue que una parte de la población retiró a sus hijos de las escuelas y colegios, como consecuencia de eso se ha generado un problema en el mercado laboral.