Óscar Rodríguez. 22 agosto
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, comparece en la Comisión de Ingreso y Gasto Público en relación con la investigación que siguen los diputados sobre el caso Aldesa. Junto a la ministra, el diputado Luis Fernando Chacón, del Partido Liberación Nacional (PLN). Foto: Mayela López
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, comparece en la Comisión de Ingreso y Gasto Público en relación con la investigación que siguen los diputados sobre el caso Aldesa. Junto a la ministra, el diputado Luis Fernando Chacón, del Partido Liberación Nacional (PLN). Foto: Mayela López

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, confirmó que desde marzo pasado se excusó de conocer cualquier tema relacionado con el Grupo Bursátil Aldesa en el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

La decisión se fundamentó en que, hace 17 años, Aguilar fue directora de Aldesa y porque, entre setiembre del 2012 y noviembre del 2016, formó parte del comité de inversiones del Fondo de Inversión y Desarrollo de Proyecto Montes del Barco, administrado por Aldesa Sociedad de Fondos de Inversión.

La funcionaria confirmó su inhibición, este 22 de agosto, en una comparecencia ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa.

Aguilar explicó que, pese a formar parte del Conassif, acude poco a dicho órgano, pues se reúne todos los martes y coincide con el Consejo de Gobierno, pero sí ha asistido a sesiones.

“En marzo de este año, dado que soy miembro, presenté ante el Conassif una excusa para eventualmente ver cualquier tema relacionado sobre el particular”, detalló Aguilar.

Precisamente, en marzo pasado, Javier Chaves, presidente de Aldesa, acudió al Juzgado Concursal de San José y solicitó una intervención judicial de Aldesa Corporación de Inversiones (ACI), negocio privado de la compañía.

La decisión se fundamentó por un problema de liquidez para hacerle frente a una deuda de $200 millones con 590 inversionista, quienes aportaron dinero para el desarrollo de ocho proyectos inmobiliarios privados, entre los que están Monte del Barco, ubicado en el Polo Turístico de Papagayo.

Las consultas

El diputado independiente, Erick Rodríguez, interrogó a la funcionaria sobre el vínculo de la crisis financiera de Aldesa y el proyecto Monte del Barco.

”Una de las cosas que se han dicho es que el dinero invertido en Aldesa terminaba en Monte del Barco. ¿Es eso cierto?”, consultó Rodríguez.

Aguilar dijo que no tiene ningún conocimiento sobre dicha afirmación. Pero explicó que el fondo Monte del Barco, como proyecto bajo la fiscalización de la Superintendencia General de Valores (Sugeval), cuenta con un prospecto de inversión en el cual se indican las características de la iniciativa y los riesgos para los inversionistas.

”Hasta donde recuerdo, Aldesa siempre trató de mantener el proyecto, porque era grande, y con el propósito de que los inversionistas siempre recuperaran su inversión”, afirmó.

Rodríguez también consultó a la funcionaria sobre su relación con Edna Camacho, esposa de Javier Chaves, y quien fuera la coordinadora del Consejo Económico de la administración de Carlos Alvarado.

Aguilar explicó que a Camacho la conoce desde hace 30 años. También confirmó que ella fue quien la recomendó al cargo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pues la postulación corresponde al Ministerio de Hacienda.

Por su parte, el legislador de Nueva República, Jonathan Prendas, consultó a la jerarca si conocía de la deuda de Aldesa con el fisco por más de ¢1.000 millones y si la empresa se favoreció en el proceso de amnistía tributaria.

Aguilar dijo que el detalle específico del tema corresponde a la Dirección General de Tributación, pero se comprometió a enviar la información a Prendas.