10 mayo
Las políticas en lo relativo a la migración del presidente Donald Trump afectaron el ingreso de estudiantes extranjeros a Estados Unidos, pese a la mayor contratación en las empresas, afirman estudios en ese país. Foto: AFP/ Mandel NGAN

Washington. El programa estadounidense según el cual los estudiantes extranjeros pueden trabajar en el país temporalmente tras graduarse de la universidad, ha crecido considerablemente en los últimos 12 años, debido a que las empresas tecnológicas han estado contratando a expertos en los campos científicos, según un informe publicado este jueves.

El estudio del Centro de Investigaciones Pew se difunde en momentos en que las universidades del país están teniendo dificultades para atraer a estudiantes extranjeros debido a la retórica y las políticas anti-inmigrantes del gobierno estadounidense actual.

En el 2016, 172.000 ciudadanos extranjeros que fueron a la universidad en Estados Unidos consiguieron empleo mediante el programa llamado Entrenamiento Práctico Opcional, comparado con 45.000, en el 2004, dice el reporte.

La participación en el programa aumentó drásticamente luego que los presidentes George W. Bush y Barack Obama ampliaron el periodo en que los participantes se podían quedar en el país para trabajar en los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática.

Neil Ruiz, coautor del reporte, dice que el programa ha sido instrumental para atraer a extranjeros a que estudien en Estados Unidos y se queden en el país después de graduarse. Las universidades estadounidenses, comparadas a las del resto del mundo, son las que mayor proporción tienen de estudiantes extranjeros.

"Es muy importante recordar que estamos en competencia a nivel mundial para atraer talento", dijo Jill Welch, subdirectora de políticas públicas de la Asociación Internacional de Educadores. "No tenemos por qué perder a estos talentosos y valiosos estudiantes internacionales a otros países".

Disminuyen entradas

Sin embargo, la entrada de estudiantes extranjeros a Estados Unidos ha ido disminuyendo. El Instituto para la Educación Internacional halló que la cantidad de extranjeros que vienen a Estados Unidos para cursar estudios universitarios ha disminuido en un 7% desde que Donald Trump fue elegido presidente.

El instituto atribuye el fenómeno a las restricciones de entrada contra países de poblaciones musulmanas y a la competencia de otros países como Canadá, Australia y Gran Bretaña. Y la administración Trump está considerando modificar el programa de empleo temporal y, si bien no ha dado detalles sobre lo que tiene pensado, en sus discursos Trump siempre ha hablado de darle prioridad a los trabajadores estadounidenses.

Rajika Bhandari, directora de investigaciones en el Instituto para la Educación Internacional, dijo que el programa ha logrado atraer hacia Estados Unidos talento en los campos científicos, y que ello ha estimulado las investigaciones y la innovación. Si el programa es recortado, advirtió, esos estudiantes simplemente escogerán otros países.

"Estados Unidos perderá la ventaja que tiene en la ciencia y en la innovación si los estudiantes internacionales en esas áreas optan por irse a países que tengan fuertes oportunidades post-académicas", expresó Bhandari.