Marvin Barquero.   9 julio
Gustavo Segura. Foto: cortesía de Casa Presidencial

El nuevo ministro de Turismo y presidente de la junta directiva del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), Gustavo Segura Sancho, se sentó en su nuevo despacho en medio de la pandemia, con cuatro prioridades de muy corto plazo.

Una es urgente y difícil, según dijo, porque se tiene que coordinar con otras autoridades y sector privado, es la reapertura de los vuelos comerciales de pasajeros este 1.° de agosto.

En las otras, agregó, también hay grandes retos, pero llevan camino recorrido en las negociaciones entre empresarios y Gobierno: encontrar mecanismos ágiles de financiamiento para las empresas, invitar al costarricense a conocer su país y ayudar en la recuperación, y cuidar con esmero las finanzas del ICT.

Y a mediano y largo plazo, resaltó, no se pueden descuidar las tareas para mantener y elevar la calidad del producto turístico y aprovechar oportunidades para atraer inversiones en turismo de bienestar y de producción cinematográfica, por ejemplo.

Con 12 horas de estar en su nuevo puesto, Segura concedió estas declaraciones a La Nación. Aquí un extracto de la entrevista.

– Con un reto tan fuerte en media pandemia, ¿cómo se da su llegada al ministerio?

– Lo primero es que hay una circunstancia muy lamentable, teníamos a una ministra excelente (María Amalia Revelo), súper preparada, con una carrera en turismo muy destacada y, bueno, vino un quebranto de salud.

”Cuando el presidente me hace el llamado, de verdad que hay que analizarlo con cuidado y pensarlo con cuidado. Este sector es hermoso, es un sector que distribuye la riqueza por todo el país a lo largo y ancho, es un sector que le ha permitido a gente de comunidades rurales permanecer en su comunidad, no tener que migrar a la ciudad para buscar oportunidades, eso es una maravilla en nuestro país. Es un sector que, indirectamente, refuerza al sector bancario, refuerza al sector salud. Tiene todas las bondades que podamos mencionar: genera el 8,2% del producto interno bruto (PIB), nos ha ayudado a sostener el equilibrio monetario incluso en un contexto de crisis fiscal.

”Creo que especialmente aquellos que hemos vivido del turismo estamos llamados a trabajar lo más duro que se puede por minimizar el golpe que nos estamos llevando por causa de la pandemia. Ninguno de nosotros; como digo yo, ni el mejor ministro de turismo del mundo, puede revertir esta situación ni de inmediato ni en el mediano plazo, no puede hacerlo solo, pero sí podemos trabajar muy duro para que el impacto sea el menor“.

¿Cuáles son sus prioridades?

– Yo lo que creo es que tenemos que trabajar en acciones inmediatas de atención a la crisis, pero no dejar de atender tareas a mediano y largo plazo.

– ¿A corto plazo qué va a impulsar?

– Hay cuatro muy concretas. La primera es que tenemos que trabajar en conjunto con las autoridades de salud, de migración y del sector privado en lograr la apertura de los vuelos internacionales el 1.° de agosto. Es una meta que tenemos, que no es fácil de cumplir, pero que la tenemos que cumplir. El sector internacional, en específico operadores de turismo internacionales y aerolíneas, necesitan planificar con fecha cierta. Debemos tener protocolos de recepción de los vuelos, tenemos que garantizarnos que podemos tener una administración de la presencia del turista en Costa Rica, para poder atender eventuales brotes del virus, tenemos que tener coordinación con Migración, con Salud y con el propio sector privado.

”Lo segundo aqueja a las cientos de miles de pequeñas y medianas empresas turísticas y eso es terrible, pues no generan ingresos y siguen efectuando gastos. Tenemos que trabajar en buscar opciones ágiles de financiamiento de capital de trabajo para una reapertura que, aunque no podemos vaticinar, esperamos que sea pronto. En eso ya hay camino recorrido en buscar fondos para avales de créditos, más recursos de ayuda, sin perder de vista dos realidades: una es que la prioridad va a seguir siendo el manejo sanitario de la pandemia.

“El tercer tema tiene que ver justo con la coordinación con el sector privado para invitar al costarricense a que viaje dentro de su país, pero lo haga responsablemente, siguiendo las reglas que nos indique el Ministerio de Salud, viajando con su burbuja social.

”Hay un cuarto tema y es atender las finanzas del propio Instituto Costarricense de Turismo (ICT), cuyos ingresos dependen –me parece que muy inteligentemente– de la llegada de turistas y por lo tanto ahorita están en cero.

– ¿Esa apertura de aeropuertos es también prioridad del Ministerio de Salud y del Gobierno?

– El Ministerio de Salud, según una conversación que tuve hoy (miércoles 8 de julio), entiende que una apertura gradual, segura, de las actividades turísticas es importante para el país. Ahora, si tenemos que definir qué es la prioridad, lo que priva, es el manejo sanitario de la pandemia.

“Hay una conciencia de la necesidad de la coordinación de las dos cosas, pero que definitivamente una apertura gradual y segura también es una prioridad del Gobierno“.

“A largo plazo tenemos que insistir en el reposicionamiento del país como un destino turístico sostenible que promueve el bienestar”. Gustavo Segura, ministro de Turismo,

– ¿Se van a utilizar los excedentes del ICT y sus ingresos futuros para avalar crédito a las empresas?

– No podemos descartar nada y hay equipos completos multidisciplinarios analizando cómo diseñar instrumentos financieros ágiles, en un contexto general de crisis financiera del país. Pero estoy seguro de que en el futuro vamos a recuperar las saludables cifras de actividad económica que genera el turismo y el Instituto va a tener de nuevo, sin poder decir cuándo, sus ingresos económicos de nuevo.

– ¿Los excedentes se usarán en los próximos meses?

– Creo que ha habido un manejo muy responsable de las finanzas el ICT a lo largo de los años, lo cual no es de ahora, es de hace muchos, yo formé parte de la Directiva del ICT entre el 2010 y el 2016, y siempre los funcionarios han hecho ese manejo responsable de las finanzas. Eso permite tener en este momento excedentes que a la luz de la pandemia dan cierto grado de alivio, sin que eso signifique un solución absoluta a los requerimientos de los próximos meses.

¿Cuál es su visión a mediano y largo plazo?

– Hay que entender que una de las enormes fortalezas de Costa Rica como destino turístico es la calidad del producto. Los turistas vienen y se quedan 12 días en promedio, visitan al menos cuatro distintas localidades y a veces más, y eso es resultado de que hemos logrado como país y como sector tener un conjunto de experiencias turísticas de alta calidad. Entonces, una pandemia como esta nos trae cierto riesgo de deterioro de la calidad, por lo tanto, hay que trabajar en mantener esa calidad.

”Seguimos teniendo oportunidades de atraer inversiones en turismo, algunas de las cuales todavía no hemos explotado lo suficiente. Puedo mencionar algunas: experiencias de turismo de bienestar, experiencias de turismo relacionadas con la producción cinematográfica, todavía tenemos grandes oportunidades para traer más aerolíneas”.

“...hay trabajo muy fuerte de funcionarios (del ICT) de alta calidad en todos los campos”. Gustavo Segura, ministro de Turismo.

El sector privado está muy inquieto y quiere acciones concretas ya. ¿Cómo responder a esa presión?

– Es una realidad, porque las necesidades del sector privado están hoy, están aquí, están presentes. La presión emocional, física y económica la están viviendo desde hace meses. Pero la realidad incluye la complicidad de tener que realizar un manejo sanitario de la pandemia para minimizar las muertes de compatriotas. Entonces, hay un delicado balance entre la necesidad de apertura para que las actividades económicas recuperen algún nivel de actividad, con la necesidad de seguir observando reglas más estrictas de lo que tal vez todos quisiéramos.